Experiencia de Guatemala y a nivel regional en el financiamiento para el desarrollo, expone Secretario de Segeplán en foro de ECOSOC

 

Nueva York, EE.UU., 24 de abril de 2018. En nombre del Gobierno de Guatemala, el titular de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia –Segeplán-, Miguel Angel Moir, expuso hoy la experiencia de nuestro país y a nivel regional, en el Tercer Foro de seguimiento al Financiamiento para el Desarrollo del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas –ECOSOC-, que se realiza aquí del 23 al 26 de este mes.

Al referirse a la puesta en práctica de los compromisos contenidos en la Agenda de Acción Addis Abeba –AAAA- y otros resultados, Moir se concentró en tres ámbitos de la financiación del desarrollo, altamente vinculados: la estrategia que guía la implementación de las Prioridades Nacionales de Desarrollo; el reconocimiento de las limitaciones en materia de financiación.y la Ayuda Oficial al Desarrollo y otras fuentes financieras a nivel internacional, así como la cooperación Sur-Sur para ponderar el desarrollo de nuestros países.

Explicó que la estrategia para la implementación de las Prioridades Nacionales de Desarrollo implica una coordinación política y técnica, la definición de competencias y atribuciones, la integración y definición de prioridades nacionales, la planificación y el financiamiento para el desarrollo, la gestión de la información estadística para el seguimiento y evaluación y la generación de alianzas para el desarrollo.

Añadió que los Objetivos de Desarrollo Sostenible –ODS- y el Plan Nacional de Desarrollo –PND- están integrados a un andamiaje institucional y nacional construido desde 2014 para la implementación del PND. En la actualidad, el esfuerzo se concentra en vincular las prioridades de desarrollo con las políticas públicas, la planificación estratégica y operativa y, sobre todo, con el presupuesto público, ámbito en el que se están materializando las acciones e intervenciones que contribuirán a alcanzar los objetivos de desarrollo, explicó.

El segundo ámbito es el reconocimiento de las limitaciones que tienen algunos países en materia de financiación, En el caso de Guatemala, indicó, se ha avanzado en una discusión abierta del Presupuesto de Ingresos y Egresos de la Nación anualmente, así como en la intensificación de la inversión pública en algunas de las prioridades de país: agua, saneamiento, salud y educación.

Y en el tercero, el Secretario se refirió a los cambios que han de generarse, basados en los principios de apropiación de los países de sus propios procesos, enfocándose en la eficiencia y eficacia bajo un modelo de gestión de resultados. Indicó que también ha supuesto cambios sustanciales en el Sistema Internacional de Cooperación, que permita lograr una asociación inclusiva y efectiva para alcanzar los ODS por medio del concepto de “financiamiento del desarrollo” y reemplazando la “Ayuda al Desarrollo”.

También resaltó que la cooperación internacional juega un papel fundamental en el desarrollo, pero es necesario que la ayuda responda y se integre de manera objetiva a las prioridades definidas por cada país, dando cumplimiento de esta manera, al principio de alineación que ha sido dispuesto en los marcos de cooperación aprobados a nivel internacional.

Las Prioridades Nacionales de Desarrollo, señaló Moir, se constituyen en el mecanismo por medio del cual se deben asignar los recursos hacia las principales áreas de desarrollo. En ese sentido expuso que se reconoce la importancia del comercio como herramienta para el desarrollo económico local, donde cobra importancia el fortalecimiento de las Mipymes para la generación de empleo, la formalización y desarrollo de la competitividad de los productos y servicios nacionales.

Otro aspecto que merece una reconsideración especial, señaló Moir, es el hecho de que un reducido porcentaje de la ayuda es dirigido y canalizado a través de las cuentas fiscales en comparación con el total de los flujos que se destinan al país por otras vías (directamente a organizaciones no gubernamentales o por ejecución directa). Mencionó que solo el 40 por ciento del total de la cooperación se registra en el país y se desconoce el destino y uso que se le da al otro 60 por ciento. “La cooperación que utiliza canales nacionales representa menos del 1 por ciento del Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la Nación”, resaltó.

De igual manera, indicó, persisten muchas condicionalidades en la entrega de la Ayuda, lo que en última instancia no contribuye a asegurar el derecho al desarrollo. Por tal razón, dijo, es necesaria una revitalización y redefinición de los criterios de asignación de la AOD, de tal manera que trascienda el enfoque de renta para su asignación, hasta considerar otros aspectos relacionados con las condiciones estructurales de los países que limitan las posibilidades para lograr un desarrollo sostenible e integral, tal y como lo demanda la nueva Agenda ODS.

Guatemala reitera su compromiso de avanzar en las acciones de desarrollo, desde una óptica de equidad en todos los planos y eso incluye las relaciones con la cooperación internacional y las modalidades de la ayuda”, finalizó el Secretario Moir.            


informacion de contacto