Guatemala comparte lecciones aprendidas en el proceso del Informe Nacional Voluntario, sobre el cumplimiento de las Prioridades de Desarrollo

Santiago de Chile, 26 de abril de 2019. Guatemala participó en el conversatorio sobre lecciones aprendidas y recomendaciones de políticas del proceso del Informe Nacional Voluntario, sobre el cumplimiento de las Prioridades Nacionales de Desarrollo, en un evento paralelo que se celebró en el marco del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible 2019, realizado en esta ciudad del 22 al 26 del mes.

Bajo el título generador de ¿Qué pasa después del Informe Nacional Voluntario?, representantes de los países de la región, entre ellos Guatemala, por medio de la Asesora de la Alta Dirección de SEGEPLAN, Keila Gramajo, compartieron experiencias.

En el tema de los desafíos para avanzar hacia el desarrollo sostenible y cómo el proceso del INV ha ayudado a abordarlos, Gramajo expuso que ha sido un elemento clave para la implementación de las Prioridades Nacionales de Desarrollo, ya que contribuye a realizar una autorrevisión de los avances y determinar los desafíos.

Añadió que también ha permitido fortalecer, consolidar e institucionalizar la coordinación política con todos los actores del desarrollo y técnica (sector público) para la apropiación e implementación de la agenda nacional del desarrollo. Asimismo, permite mejorar la gestión de información estadística actualizada para, entre otras cosas, evidenciar las brechas y determinar las metas interanuales.

Planteó también que más que el INV, el proceso de autorrevisión ha coadyuvado a la implementación del Plan Nacional de Desarrollo –PND- pues todos los sectores están al tanto de qué se reportará, cómo vamos y cuáles son los siguientes pasos, así como ampliar la socialización de la agenda nacional del desarrollo en todos los niveles, para garantizar su implementación y seguimiento.

En cuanto a cómo cambiaron o evolucionaron los mecanismos para promover un enfoque de colaboración entre las instituciones gubernamentales y con otras partes interesadas entre los dos procesos de preparación del INV de Guatemala, Gramajo explicó que se ampliaron los actores a consultar, y el objetivo pasó de una validación a establecer espacios de diálogo y consulta para análisis conjunto. También el Sistema de Consejos de Desarrollo en sus niveles territoriales cobró mayor relevancia, así como la representación de sectores de la sociedad civil.

Igualmente, dijo, se establecieron alianzas (como el Convenio con CentraRSE), la iniciativa de Ley del Congreso de la República sobre las Prioridades Nacionales del Desarrollo, coordinación del informe del CACIF sobre ODS y el convenio con la Contraloría de Cuentas, que sentaron la base para el involucramiento más cercano de otros actores.

Mientras tanto, en el tema de cómo ha utilizado el gobierno u otras partes interesadas las lecciones aprendidas y las recomendaciones de políticas que se identificaron durante el primer INV, Gramajo indicó, entre otros aspectos, que el reto identificado después del INV de 2017, fue cómo evaluar la implementación de otros actores, ya que el sistema y mecanismos de monitoreo existentes se limitaban al gobierno central.

Señaló que el hecho de contar con una agenda de múltiples actores presenta el desafío de cómo identificar los aportes de empresas o sociedad civil a la implementación y que fue tomado en cuenta en la preparación del Informe que se presentará en 2019. De esa cuenta, se ha buscado documentar los avances a través de un proceso de revisión documental, de análisis y de consulta y dialogo con las instituciones públicas, sociedad civil y sector privado. Para recoger la contribución de estos sectores, se elaboraron instrumentos metodológicos para implementar en talleres de consulta multinivel, así como cooperación internacional y otros poderes del Estado, acotó.

“Considerando que en 2019 se cumplen los primeros 5 años del Plan Nacional de Desarrollo, se incluirá un primer capítulo donde se pretende mostrar el nivel de apropiación, a través de distintas metodologías”, indicó la Asesora de SEGEPLAN. Expuso que se aprovecharon los niveles de territorio y las representaciones del CONADUR para establecer los canales de comunicación y espacios de diálogo, así como la presencia en territorio de la SEGEPLAN para alcanzar el nivel municipal. En cuanto a la participación de otros actores, resalta el sector empresarial, con quien se definió la metodología e instrumentos para recolectar la información.

Y con relación a las acciones a implementar después de la presentación del segundo INV al Foro Político de Alto Nivel, de Naciones Unidas, en septiembre de este año, Gramajo dio a conocer que se elaborará una estrategia nacional de comunicación, que incluirá la socialización de los resultados de la Revisión Nacional a nivel nacional y territorial, utilizando los mecanismos institucionales.

Asimismo, se dará seguimiento al cumplimiento de las recomendaciones del Informe por sector y ámbitos de acción. Se construyó una plataforma de difusión que está diseñada para rendir cuentas sobre las prioridades nacionales, en la cual todos los sectores pueden informar sobre su vinculación y participación en el proceso y se hará un evento nacional de revisión de los tres organismos del Estado. Refirió también que han coordinado acciones de difusión a través de foros, en redes sociales y en prensa escrita, sobre las distintas actividades y acciones de la Revisión Nacional y se diseñarán e implementarán procesos de comunicación visualmente distintos (videos, infografías, blogs, etc.) culturalmente adaptados (en idiomas mayas).


informacion de contacto