Revisan el Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Guatemala

 

Guatemala, 30 de abril de 2019. El titular de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia -SEGEPLAN-, Miguel Angel Moir, la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala, Rebeca Arias, los equipos técnicos de las agencias, fondos y programas de la ONU en el país, así como los equipos de SEGEPLAN, participaron hoy en la reunión anual de revisión del Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo –UNDAF, por sus siglas en inglés-.

El Sistema de las Naciones Unidas informó que el UNDAF es el principal instrumento de la ONU para trabajar en cada país y en él se definen las áreas estratégicas en las que se organizará el aporte sustantivo del SNU. La revisión anual es un ejercicio de rendición de cuentas que la ONU junto con SEGEPLAN presenta a la sociedad civil, y sectores público y privado sobre los avances, limitaciones y lecciones aprendidas de su trabajo.

El actual UNDAF fue diseñado para el período 2015-2019 por lo que su evaluación permitirá diseñar el nuevo. Actualmente, comprende las áreas de Desarrollo inclusivo y sostenible, Desarrollo social, Sociedad segura y libre de violencia, Justicia para todas las personas y Sociedad multicultural y diversa. El SNU informó que en los cinco años ha tenido muchos resultados positivos, con cerca de US$400 millones para acompañar al país a hacer frente a sus retos de desarrollo.

Entre los aportes más valiosos del Sistema de Naciones Unidas, la Coordinadora Rebeca Arias informó que en 2018 el UNDAF apoyó la formulación del Modelo de Atención y Gestión para las Áreas de Salud, así como el inicio de la carrera Técnica Universitaria en Partería, la fase 2 de la campaña de “Challenge Prueba de VIH”, y el acompañamiento el nuevo financiamiento VIH. También apoyó la rehabilitación de 20 sistemas de agua para consumo humano que atienden a más de mil familias en el corredor seco en Chiquimula y Jalapa y “Saneamiento Total” en más de 200 comunidades de San Marcos, Huehuetenango, Quiché y Chiquimula. También se dio a conocer que el nuevo UNDAF cambiará de nombre pasando a denominarse “Marco de Cooperación para el Desarrollo Sostenible” y que la reforma busca que sea más efectivo en la cooperación y que realmente contribuya a las prioridades nacionales.

Mientras tanto, el Secretario Moir resaltó los múltiples esfuerzos de país por afianzar la relación entre ambas partes, lo cual se evidencia como buena práctica en el borrador de informe de evaluación. También indicó que el ejercicio de alineación de prioridades nacionales es central para que la cooperación internacional complemente los esfuerzos nacionales.

Sobre los resultados o hallazgos más relevantes del borrador de informe de evaluación del UNDAF, el funcionario señaló que es necesario abordarlo en tres pasos. El primero es que “La evaluación considera que es un reto para el UNDAF la plena coherencia con los programas agenciales, así como aprovechar de mejor manera la contribución interagencial”.

Por ello, añadió, es vital la coordinación entre las diferentes agencias y programas, a fin de alinear y armonizar los programas de Ayuda Oficial al Desarrollo que ingresa al país, velando por su contribución a las prioridades nacionales, dado que en palabras de la misma evaluación “no se ha podido evitar que, aunque las agencias miran al UNDAF como un marco global, su interés esencial está en cómo aportan a su propio programa” y tal como lo señala el informe: “Tener recursos financieros a disposición no basta para el avance hacia resultados”. También señaló que la diversidad temática, la amplitud de instituciones socias y no contar con la alineación de los Programas Conjuntos disminuyen las posibilidades de avanzar hacia el logro de los productos y efectos.

El segundo paso, señaló el Secretario, es que como producto de la concertación, se deben modelar agendas de cooperación como complemento al desarrollo y a los esfuerzos nacionales; y el tercer paso, es fortalecer los mecanismos de coordinación, como el establecido con SEGEPLAN, avanzando del diálogo y rendición de cuentas a la acción y trabajo conjunto.

En cuanto a cómo mejorar la asistencia del SNU al país, reconoció que los recursos son valiosos y apoyan temas que son prioridad para el Gobierno. Sin embargo, aún hay muchos desafíos, entre ellos avanzar hacia mecanismos que “nos permitan el acceso a la información respecto de la contribución integral de los futuros programas para la toma de decisiones oportunas, que permitan promover la eficiencia y efectividad en el uso de los recursos. Agregó que también es necesario afianzar las alianzas que permiten los diálogos entre múltiples actores y socios del desarrollo, articulando de manera dinámica a los actores como sujetos de su propio desarrollo, resguardando la autoridad de la contraparte del gobierno.

En lo que respecta a los recursos necesarios para la implementación de las actividades e iniciativas relativas a las áreas programáticas identificadas por el SNU en el país, han sido estimados aproximadamente en US$ 396,696,3691, para el período 2015-2019. Si el UNDAF fuera medido por costo-resultados, se evidencia que pese a haberse ejecutado el 74 por ciento de los recursos, sólo se ha alcanzado un 38 por ciento de las metas planificadas de los indicadores para 2015-2017.

Otra recomendación fue que el abordaje del marco multianual para el país sea parte de un marco de largo plazo, que sea parte de un esfuerzo mayor que permita atender problemáticas profundas identificadas. Asimismo, se deberá formular los mecanismos de monitoreo y evaluación, que sean coherentes con los indicadores de país, para que el seguimiento sea relevante, pertinente y útil en la toma de decisiones.

El Secretario reiteró que se debe establecer un lenguaje común y una estrategia de comunicación y socialización conjunta sobre las prioridades nacionales del desarrollo y su integración con la Agenda 2030. En lo referente a las prioridades de trabajo de Gobierno a alcanzar en el período 2016-2020, de acuerdo a su Política General, el Secretario Moir expuso que son coherentes con las Prioridades Nacionales de Desarrollo. Añadió que las metas de la PGG son la expresión inmediata para el plazo de la administración gubernamental, que orientan el quehacer institucional en el marco del largo plazo.

Asimismo, indicó que la PPG define 101 acciones estratégicas con el objetivo de conducir el desarrollo nacional y asegurar mayor presencia en los territorios. El seguimiento respecto a su implementación permitió identificar que las instituciones vinculadas a la PGG dan respuesta al 73.5 por ciento de las acciones estratégicas. Entre las acciones estratégicas implementadas que más destacan están las vinculadas con la atención a la pobreza, implementación de programas sociales, subsidio a viviendas, acceso al uso y tenencia de la tierra, acceso y disponibilidad de servicios de salud, cobertura educativa y disponibilidad de centros educativos, finalizó el Secretario Moir.

Por su parte, la Asesora de la Alta Dirección de SEGEPLAN, Keila Gramajo, expuso sobre la estrategia de implementación de las Prioridades Nacionales de Desarrollo –PND-, las cuales se basan en la agenda nacional y la agenda internacional de los ODS y describió el proceso de adecuación nacional por medio de ejercicios de priorización, difusión, validación y aprobación, en los que participaron los distintos actores del desarrollo nacional, las cuales fueron aprobadas por el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural –Conadur-. Indicó que las PND cuentan con una serie de instrumentos para profundizar en la realidad del país y procurar alcanzar las metas. Hizo un llamado a visitar la plataforma oficial de las PND, en el enlace www.pnd.gt


informacion de contacto