Guatemala participa en diálogo sobre cómo acelerar el alcance de los ODS: puntos de entrada críticos, en la Cumbre de Desarrollo Sostenible

Nueva York/Guatemala, 25 de septiembre de 2019. Hoy continuó la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en el marco del 74º período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, con la realización de cinco diálogos, en los que participaron líderes mundiales, con el objetivo de dar seguimiento y revisar exhaustivamente el progreso en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los 17 ODS.

Guatemala, de cuya delegación forman parte el titular de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia –SEGEPLAN-, Miguel Angel Moir; la Directora de Gestión Pública para el Desarrollo, Keila Gramajo y la Asesora en el tema de los ODS, Margarita Cano, participó en dos de estos diálogos: Acelerando el alcance de los ODS: puntos de entrada críticos y Localización de los ODS.

En la primera sesión se analizó cómo se pueden aplicar acciones estratégicas por parte de múltiples actores e instituciones en puntos de entrada críticos para lograr las transformaciones que aceleren el progreso de múltiples objetivos.

En el caso de Guatemala, ha definido los puntos críticos para la implementación a través de una metodología que permitió la integración de la Agenda 2030 al Plan Nacional de Desarrollo –PND-, aprobado en 2014 en el seno del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural –Conadur-. En ese sentido, la Agenda 2030, adoptada en 2015, fue un catalizador que sumó al esfuerzo nacional por definir metas de largo plazo que sirvieran como la guía para todos los actores.

Mientras tanto, en 2017 se elaboró una Estrategia de Implementación, que contempló la necesidad de definir esos puntos críticos de entrada para crear sinergias positivas en la agenda de desarrollo, con el fin de identificar los temas prioritarios y proveer una orientación de cómo iniciar la implementación de las acciones necesarias para atender esas problemáticas.

El componente tres tiene como objetivo integrar las Prioridades Nacionales de Desarrollo mediante dos procesos técnicos: a) un ejercicio comparativo y de unificación de las metas de desarrollo contenidas en el PND y la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible priorizada por el país, que da como resultado un listado único de metas armonizadas; y b) otro relacionado con la identificación de las Metas Estratégicas de Desarrollo –MED-, que se derivan de la jerarquización de las metas contenidas en el listado armonizado.

La importancia de este componente es que mediante la identificación de las MED se logra implementar de forma armonizada el PND y la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible priorizada por el país, dado que estas se caracterizan por constituirse en generadoras de efectos multiplicadores sobre otras metas. Este ejercicio se hizo con la asistencia técnica de la CEPAL.

El resultado final permitió identificar 16 metas “nodales” que se constituyeron en las MED, las cuales fueron agrupadas en 10 Prioridades Nacionales de Desarrollo en función de su relación temática y de la orientación que éstas brindan para centrar los esfuerzos y recursos del Estado para el alcance del desarrollo.

Estas Prioridades y sus Metas representan problemáticas de mayor trascendencia o relevancia nacional, que al momento de ser abordadas permiten generar avances sobre las otras metas que están relacionadas o que son eslabones asociados a las mismas. En otras palabras, las MED son el producto de la priorización de las necesidades del desarrollo.

El resto de los componentes de la Estrategia de Implementación giran alrededor de estas Prioridades definidas. Es así como resulta más sencillo orientar la coordinación política y técnica, la definición de atribuciones, la creación de alianzas multi sectoriales, dado que los actores tienen un norte definido claramente. Las prioridades nacionales, con sus metas estratégicas, se convierten en esos puntos críticos para la aceleración de la implementación, a las cuales deberá alinearse el financiamiento, focalizar la territorialización y fortalecer los esfuerzos de planificación, monitoreo y evaluación.

Como ejemplo, se cita, es un avance de gran valor, que en el 2018 se constituyeron mesas interinstitucionales según esas 16 MED, donde convergieron las instituciones públicas responsables de la implementación de las temáticas identificadas, con el fin de definir la ruta de acción para cada una. Esto dio como resultado, la definición de intervenciones críticas para cada tema que se tradujo al presupuesto 2020 mediante Resultados Estratégicos de Desarrollo.

Asimismo, los mecanismos de comunicación son también un pilar en la generación de alianzas, en la medida que el sector público este comunicado y cada institución conozca los ámbitos de intervención del resto de instituciones, se facilitará la implementación de las metas que requieren la intersectorialidad en la ejecución.

La implementación de las Prioridades Nacionales de Desarrollo requiere de un trabajo coordinado y el compromiso, participación y respaldo de todos los actores de la sociedad guatemalteca, ya que así la definición de aceleradores se traducirá en la mejora de las condiciones de vida de los guatemaltecos.

Ayer martes, primer día de la cumbre, los líderes mundiales adoptaron una declaración política en la que se pide establecer una década de ambiciosas acciones para acelerar los ODS y se comprometieron a movilizar la financiación, mejorar la aplicación nacional y reforzar las instituciones para alcanzarlos en la fecha prevista y no dejar a nadie atrás.

Para mayor información haga clic aquí 


LOGROS 960X150px

informacion de contacto