Expertos en gestión pública de América Latina, entre ellos funcionaria de SEGEPLAN, diseñan Marco de Desempeño Institucional

Santiago de Chile, 22 de noviembre 2019. “Al centro de la discusión del desarrollo hemos traído a la persona; de igual forma, al centro de la gestión pública hay que traer a la persona, pues esta es su base”, destacó la Directora de Gestión Pública para el Desarrollo y Asesora del Despacho Superior de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia –SEGEPLAN-, Keila Gramajo, en la reunión de expertos en esa materia, de América Latina y el Caribe, que se realizó en esta ciudad. 

Durante dos días, expertos de la región latinoamericana trabajaron para generar el Marco de Desempeño Institucional –MDI-, una herramienta que busca fortalecer a las instituciones públicas para una mejor gestión.Gramajo fue seleccionada por el Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social –ILPES CEPAL- como parte del equipo de expertos en gestión pública, de distintos países, para desarrollar este modelo de desempeño institucional. 

Como parte de sus aportes a la sesión, la funcionaria guatemalteca añadió que “las personas somos las que planificamos, implementamos, medimos y evaluamos” y si la gestión es mala, se debe a que muchos de los gestores públicos tienen debilidades, que incluso pueden conducir a la corrupción. Hay que “voltear a ver a la persona más que a la institución, que es algo abstracto”, acotó. 

Según informó el ILPES, el MDI será un instrumento que servirá para evaluar el desempeño integral de una institución hacia el logro de resultados y la entrega de valor público. Permitirá posicionarse desde la institución pública, sobre el rol central de ésta en la creación de valor público –y a su vez, su contribución al logro de los ODS--, con vista hacia afuera, hacia su lugar estratégico en el gobierno, y con vista hacia dentro de la institución, hacia su organización interna para el logro de resultados. 

En la reunión se llevaron a cabo cinco talleres, y los expertos, organizados en dos grupos, analizaron la temática y brindaron sus conclusiones. Entre otras conclusiones se planteó la importancia de la coherencia y coordinación política-técnica. En ese sentido, se remarcó que ambas partes deben comunicarse, ya que se retroalimentan entre sí. Es por ello que, idealmente, los funcionarios públicos deberían manejar ambos componentes. 

En la sesión también se plantearon la importancia de los principios y valores del servidor público y la motivación de los funcionarios. Uno de los puntos discutidos en ese sentido es la necesidad de asegurar que el servicio civil sea de carrera y basado en meritocracia, erradicando la corrupción y tráfico de influencias que puede resultar en bajas capacidades e incluso inoperabilidad de las instituciones. 

Al presentar el MDI, Gramajo señaló que “mucho hemos hablado de la planificación, la implementación, medición y evaluación pero poco se ha dicho de este desafío para la implementación de los ODS y la consecución del desarrollo sostenible: la gestión pública, que es un mecanismo de implementación, un medio para lograr la agenda 2030”. Por ello, propuso determinar cuál es la visión ideal de una institución con alto desempeño: “La institución excelente es aquella que cumple efectivamente con el alcance del objetivo, con el menor costo y tiempo posible, entregando valor público”, indicó. 

En lo que se refiere a los criterios y ámbitos del MDI, en su intervención Gramajo sugirió agregar estos: la gestión del alcance, balancear la carga de trabajo, gestión de tiempos, financiera, de la calidad y del recurso humano, y las comunicaciones internas y externas.

 


informacion de contacto