Guatemala participa en Foro del ECOSOC sobre Financiamiento para el Desarrollo

Nueva York, 23 de mayo de 2017. Los asuntos del desarrollo en primera instancia constituyen un compromiso de Estado y no solamente de Gobierno. Esto obliga a que los diferentes actores de la sociedad: gobierno, sociedad civil y sector privado nos sentemos a pensar de manera conjunta acerca del desarrollo”, resaltó el Secretario de Planificación y Programación de la Presidencia, Miguel Angel Moir, durante su participación en el Foro del Consejo Económico y Social –ECOSOC- sobre Financiamiento para el Desarrollo –FpD, que se reúne esta ciudad del 22 al 25 de mayo.

Añadió que, por otro lado, la globalización obliga a que los países y los organismos internacionales se pongan de acuerdo en materia de políticas, de tal manera que la acción internacional no comprometa los avances nacionales en materia de desarrollo.

El Secretario, en nombre del Gobierno de Guatemala, tuvo participación en una mesa redonda en donde desde la experiencia de los países y a nivel regional, se abordó la puesta en práctica y aplicación de los compromisos contenidos en la Agenda de Addis Abeba y otros resultados de la financiación para el desarrollo.

Moir se concentró en tres ámbitos vinculados: primero, que la responsabilidad del desarrollo recae principalmente en cada país; segundo, las limitaciones de países como Guatemala en materia de financiación, por lo que es necesaria la Ayuda Oficial al Desarrollo –AOD- y otras fuentes financieras a nivel internacional, para ponderar el desarrollo y que se haga operativo el principio de alineación de la AOD para su consecución.

Y, tercero, que la situación del desarrollo no es homogénea entre los países que tienen el mismo nivel de desarrollo, pues a lo interno persisten brechas importantes que necesitan un abordaje diferenciado, además de una visión renovada de la AOD. Esto es visible en los países de renta media.

En cuanto a asumir el compromiso de ser los principales actores del desarrollo, informó que desde 2014 el país cuenta con el Plan Nacional de Desarrollo K´atun: nuestra Guatemala 2032, que incorpora las prioridades de desarrollo para los próximos 20 años, las cuales acogen en un 90 por ciento los objetivos y metas planteadas en la Agenda para el Desarrollo Sostenible. Esas prioridades han sido incorporadas en las 29 metas de la Política General de Gobierno.

Actualmente, agregó, el esfuerzo está concentrado en vincular las 29 prioridades de desarrollo con las políticas públicas, la planificación estratégica y operativa y sobre todo, con el presupuesto público. Recalcó que este esfuerzo es respaldado por un proceso de maduración política, que permite el afianzamiento de la institucionalidad de la justicia y de la administración tributaria, lo que ha permitido mejorar el espacio fiscal para atender las prioridades de desarrollo, hacer más eficiente y transparente la gestión de la administración y favorecer una ciudadanía más empoderada con el desarrollo, lo cual demanda una gestión pública proba y transparente.

Sin embargo, reconoció que a pesar del esfuerzo, el desafío aún es grande, porque los recursos del país para financiar su desarrollo son limitados, la carga tributaria equivale al 10.5% del PIB, por lo que garantizar ese derecho demanda que en el mediano plazo se concrete un pacto en materia fiscal que permita mejorar los ingresos del Estado para financiar el desarrollo, garantizar una mayor eficiencia y calidad del gasto público.

Tomando en cuenta que los recursos del país son limitados, señaló Moir, la cooperación internacional juega un papel fundamental en el desarrollo, pero es necesario que responda y se integre de manera objetiva a las prioridades definidas, cumpliendo el principio de alineación.

Como instrumento de gestión para el desarrollo, señaló, el Plan Nacional de Desarrollo, conjuntamente con la Agenda 2030, se constituyen en el mecanismo por medio del cual se deben asignar los recursos hacia las principales áreas de desarrollo. En este marco, prevalece el reto de continuar avanzando en la garantía de la Triple AAA para la efectividad de la ayuda internacional y ahora el de las alianzas.

Refirió que es necesaria una revitalización y redefinición de los criterios de asignación de la AOD, de tal manera que trascienda el enfoque de renta para su asignación, y considerar otros aspectos relacionados con las condiciones estructurales de los países que limitan las posibilidades para lograr un desarrollo sostenible e integral, tal y como lo demanda la nueva Agenda ODS.

El Secretario Moir finalizó su presentación indicando que Guatemala reitera su compromiso de avanzar en las acciones de desarrollo, desde una óptica de equidad en todos los planos, lo cual incluye las relaciones con la cooperación internacional y las modalidades de la ayuda.


informacion de contacto