padding-top:100px; Secretario de Segeplán aborda el tema de la seguridad alimentaria como prioridad de país para combatir el flagelo de la desnutrición

Secretario de Segeplán aborda el tema de la seguridad alimentaria como prioridad de país para combatir el flagelo de la desnutrición

 

Guatemala, 10 de octubre de 2018. La erradicación de la desnutrición crónica es aún un tema crítico para el país, reconoció el Secretario de Planificación y Programación de la Presidencia, Miguel Angel Moir, durante su participación en el Panel sobre la importancia de la agricultura familiar sensible a la nutrición para avanzar en la prevención de la desnutrición crónica en Guatemala, que llevó a cabo hoy la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

El objetivo de la actividad era resaltar el aporte de la agricultura familiar a la lucha contra la malnutrición en Guatemala y participaron autoridades de Gobierno, Congreso y sociedad civil.

Moir agregó que casi la mitad de los niños menores de cinco años padecen desnutrición crónica y el indicador se agrava particularmente en el área rural y la población indígena, resaltando que el combate a este flagelo fue una de las tareas inconclusas de los Objetivos Desarrollo del Milenio –ODM- y se refleja ahora en el Objetivo 2 de la Agenda 2030.

Agregó que, más allá de las metas internacionales, en 2014 el tema de erradicación de la desnutrición y la garantía de la seguridad alimentaria fueron plasmados en el Plan Nacional de Desarrollo K’atun, y es una meta que se programa anualmente con orientación de la Política General del Gobierno.

La Prioridad Nacional sobre Seguridad Alimentaria y Nutricional, tiene como Meta Estratégica de Desarrollo –MED- para el año 2032, reducir en no menos de 25 puntos porcentuales la desnutrición crónica en niños menores de cinco años, con énfasis en los pueblos maya, xinka y garífuna, y del área rural.

El Secretario explicó que esta meta proviene del Plan K’atun “y refleja el espíritu de la visión de país que queremos para el 2032”. Añadió que según la metodología utilizada para definir las Prioridades Nacionales, la MED es el nodo crítico que tiene un efecto de réplica y vinculación con otras metas, por lo cual dentro de la misma Prioridad se encuentran agrupadas las metas de: agricultura familiar tecnificada, productividad agrícola, disponibilidad de tierra, producción de alimentos y fin al hambre. Sin embargo, indicó que la riqueza de este ejercicio consiste en visibilizar como las Prioridades Nacionales están también vinculadas entre sí.

Dio a conocer que esto resulta crucial para el abordaje que como sector público y como sociedad, se debe dar a la problemática, ya que es un fenómeno con alta relación con otras cuestiones que se deben atender como país. Aclaró, sin embargo, que definir una meta e identificar sus vinculaciones no es un fin en sí mismo, “por lo que debemos emprender el camino para llevar las acciones a la realidad para su consecución”.

En ese sentido, expuso que ahora el paso más difícil es “implementar”, por lo que se ha diseñado una Estrategia para la Implementación de las Prioridades Nacionales de Desarrollo a solicitud del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural –CONADUR-, la cual contiene ocho componentes. El tercero es Integración de Prioridades Nacionales y la Seguridad Alimentaria y Nutricional es una de ellas. El cuatro es Planificación para el Desarrollo.

Explicó que el CONADUR instruyó mediante punto resolutivo a las instituciones y a las entidades del Estado para que, en el ámbito de su competencia, atiendan las prioridades y MED aprobadas para ser incluidas en su planificación y formulación presupuestaria 2019-2032. Agregó que hacer esto realidad se logra a través de la gestión por resultados.

Para ello, la Segeplán, como ente rector de la planificación del país, inició en 2018 un proceso de formulación de modelos para la planificación mediante la metodología de gestión por resultados en el que ha convocado a las instituciones competentes a la conformación de mesas técnicas de trabajo.

En ese contexto, se ha conformado la mesa para la Meta Estratégica de Desarrollo de reducción de la Desnutrición Crónica, con el objetivo de diseñar los modelos que indiquen las causas que deberán abordarse. “De esta manera, señaló, en el corto y mediano plazo, se busca identificar la producción institucional vinculada a la problemática de la Meta así como de los recursos necesarios para su implementación”.

También dio a conocer que en el mediano y largo plazo se busca dar un paso más allá y analizar cómo se están implementando las intervenciones y considerar si es necesario adecuarlas o proponer otras que puedan impulsar el alcance de la meta estratégica.

Las instituciones responsables deberán planificar y asegurar la programación de sus intervenciones clave, así como dar seguimiento permanente a la meta estratégica al largo plazo, con el objetivo de monitorear los avances mediante información pertinente, actualizada y sistemática, añadió Moir.

En la actividad participaron el Viceministro de Agricultura; el titular de la SESAN, Juan Carlos Carías; el Representante de FAO, Diego Recalde; Jefe Adjunto de Cooperación Delegación de la Unión Europea, Beatrice Bussi, y la Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas, Rebeca Arias.