padding-top:100px; Segeplán comparte experiencias de Guatemala sobre la implementación de la Agenda de desarrollo sostenible

Segeplán comparte experiencias de Guatemala sobre la implementación de la Agenda de desarrollo sostenible

 

Berlín, Alemania, 08 de noviembre de 2018. La Especialista en Epistemología y Métodos de la Subsecretaría de Políticas Públicas, de la Segeplán, Beatriz Bravo Morales, compartió las experiencias de Guatemala con respecto a la implementación de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, durante la quinta reunión de la Red de Socios para la Revisión (Partners for Review), que se realizó en dicha ciudad del 5 al 7 de este mes.

Los Socios para la Revisión es una red internacional de múltiples actores interesados en el proceso de revisión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible –ODS-, entre ellos, representantes gubernamentales, representantes de la sociedad civil, del sector privado y de la academia; todos involucrados en la revisión nacional de los ODS y el proceso de monitoreo para alcanzarlos.

El evento fue organizado por el Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo –BMZ-, el Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear –BMU-, en estrecha cooperación con el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas –DESA-. 

La profesional de Segeplán expuso la metodología utilizada para la vinculación entre la agenda internacional de los ODS y el Plan Nacional de Desarrollo K’atun, nuestra Guatemala 2032, un esfuerzo liderado por la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia -Segeplán- con el propósito de fortalecer los mecanismos institucionales a través de la coherencia de políticas y procesos de formulación de políticas para asegurar la implementación integrada de los ODS.

Describió cómo Guatemala inició el proceso de integración de las prioridades del K´atun y las prioridades de los ODS en 2016. En este sentido, tras la firma del compromiso con la Agenda 2030 en 2015, se encontró que ambas agendas tenían objetivos y plazos similares. Por tanto recordó que en 2016, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural –Conadur- estableció una estrategia para cumplir la Agenda ODS, basada en las lecciones aprendidas en la implementación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio –ODM-, y tomando como referencia las prioridades establecidas en el Plan K'atun.

En julio del 2017, indicó, el compromiso con la Agenda de Desarrollo Nacional (incluidos los ODS) se expresó en una declaración firmada por los presidentes de los tres organismos del Estado, así como el sector privado, la sociedad civil y la cooperación internacional.

Luego, Guatemala consideró que encontrar la sinergia entre el PND y los ODS, sería un mejor esfuerzo. Por ello, la Segeplán con el apoyo de la CEPAL, implementó la metodología de "nodos y eslabones críticos" para integrar ambos instrumentos en una sola agenda de desarrollo. Se llegó a 99 metas integradas y la metodología permitió identificar los vínculos entre ellas, reconociendo que estas se entrelazan y las acciones hacia una de ellas podrían impactar a otras. Una vez que se establecieron esas relaciones, los nodos y eslabones con mayor incidencia y conexiones con otros nodos se consideraron metas estratégicas del desarrollo.

Estas 16 Metas Estratégicas de Desarrollo se encontraron agrupadas en diez "círculos", que representan las diez áreas estratégicas de intervención a través de la política pública y constituyen las Prioridades Nacionales del Desarrollo, acotó Bravo.

Estas Prioridades Nacionales son la guía para el Sistema Nacional de Planificación, buscando lograr la coherencia de las políticas en un nivel horizontal e interinstitucional. Las instituciones deberán vincular sus acciones, proyectos y programas a estas prioridades en sus instrumentos de planificación y, por lo tanto, a sus presupuestos. “Creemos que estas acciones proporcionan una hoja de ruta para superar las barreras y avanzar hacia un enfoque integrado de los ODS”, resaltó.

Agregó que para avanzar en la implementación, en 2017 se desarrolló una Estrategia para la Implementación de las Prioridades Nacionales, que consta de ocho componentes, los cuales son paralelos entre sí, y cada uno de ellos aporta retroalimentación a los demás. Señaló que esta es la clave para fortalecer los mecanismos institucionales, los procesos de formulación de políticas y los sistemas de monitoreo y presentación de informes para garantizar una implementación integrada de los ODS.  

También consideró que estos ocho componentes, especialmente aquellos enfocados en la coordinación política y técnica, en la definición de roles y responsabilidades y en las alianzas para el desarrollo, ayudarán a aprovechar las sinergias entre diferentes sectores y con diferentes actores. La Especialista de Segeplán indicó que “todo esto nos ha llevado a reconocer ahora, más que nunca, que para avanzar en la implementación de los ODS debemos considerar la coherencia de las políticas en diferentes niveles: en todas las instituciones y en todo el territorio”.

Bravo expuso también que con el fin de implementar las Prioridades Nacionales de Desarrollo en todo el territorio, la Segeplán ha desarrollado una metodología para vincular los planes de desarrollo municipal a este proceso. La metodología tiene las características de ser participativa, inclusiva y democrática, a través de cuatro etapas: la generación de condiciones, análisis territorial, planificación territorial y, la gestión y seguimiento.