padding-top:100px; FMI: Desempeño económico de Guatemala supera los pronósticos globales y regionales

FMI: Desempeño económico de Guatemala supera los pronósticos globales y regionales

 

Guatemala, 11 de noviembre de 2020. Tras concluir una visita virtual a Guatemala, del 26 al 30 de octubre, el personal técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) informó que “el desempeño económico de Guatemala supera los pronósticos globales y regionales, con una contracción esperada en torno al 2 por ciento en 2020 y una proyección de crecimiento del 4 por ciento para el próximo año”.

El equipo técnico del FMI fue dirigido por Esther Pérez Ruiz, quien dio a conocer un comunicado en el cual señala que “la resiliencia de las remesas y las exportaciones, y la caída de los precios del petróleo, han redundado en un superávit en cuenta corriente y una acumulación considerable de reservas internacionales”, en Guatemala.

El comunicado del FMI destaca que los programas de respuesta a COVID-19 (Bono Familia, Fondo de Protección al Empleo, Fondo de Crédito para Capital de Trabajo), junto con la reestructuración temporal de préstamos por el sistema bancario, están ayudando a sostener los ingresos de los hogares y la liquidez de las empresas.

También señala que “Los recortes en la tasa de política monetaria del banco central, la apertura de ventanillas de liquidez y la flexibilización del encaje bancario han provisto de la liquidez necesaria sin menoscabo de los objetivos de inflación”. Explica también que para atender estas acciones de política, las autoridades han movilizado financiamiento con prontitud, tanto en los mercados como de las instituciones financieras internacionales, incluidos 594 millones de dólares del Instrumento de Financiamiento Rápido del FMI (pendiente de aprobación por el Congreso).

Este resultado positivo para el país es fruto de la pronta y oportuna puesta en marcha del Plan General de Atención a la Emergencia COVID-19, que contiene las acciones que se están realizando, y cuya formulación coordinó la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), como parte del Gabinete de Emergencia conformado por los Ministerio de Salud y Asistencia Social, de Economía, de Energía y Minas, de Desarrollo Social, de Agricultura, Ganadería y Alimentación, de Gobernación, de la Defensa y de Finanzas Públicas.

Al presentar este instrumento de planificación ante los diputados jefes de bloque del Congreso de la República, la titular de SEGEPLAN, Keila Gramajo Vilchez, expuso que el plan indica las acciones estratégicas y los objetivos específicos, entre ellos disminuir el impacto y tener una respuesta coordinada y escalonada del gobierno para contrarrestar y mitigar los impactos sociales y económicos”. SEGEPLAN también participó en la definición de mecanismos para los programas y el seguimiento de éstos, en conjunto con las demás instituciones de gobierno.

El comunicado del FMI también resalta que el proyecto de Presupuesto 2021 actualmente en el Congreso de la República “prolonga, debidamente, el apoyo fiscal a la economía en el corto plazo, el cual se retira de manera gradual y sostenible”.

Explica también que para maximizar el impacto de dicho apoyo fiscal, el personal técnico alienta las autoridades a: (i) mejorar la focalización de la asistencia social, con base a la digitalización del Bono Familia; (ii) ampliar la prestación de los servicios de salud y de educación virtual a los más vulnerables, para prevenir una mayor desigualdad; y (iii) ejecutar los proyectos de infraestructura de manera rápida y transparente.

Añade que para mantener la sostenibilidad fiscal, el personal técnico recomienda mayor consistencia en los esfuerzos de movilización de ingresos a mediano plazo. La política monetaria debería seguir siendo acomodaticia y neutralizar, según lo previsto, cualquier efecto indeseado de la monetización sobre la inflación. Debería evitarse recurrir nuevamente a la monetización del déficit presupuestario por parte del Banco Central como alternativa de financiamiento, acota.

También indica que el Plan para la Recuperación Económica de las autoridades tiene como objetivo mejorar el clima de negocios de Guatemala y fomentar una mayor flexibilidad del mercado laboral. En ese sentido, el personal técnico recomienda la pronta aprobación de las nuevas leyes de infraestructura, arrendamiento, insolvencia, así como la adopción de la reglamentación del Convenio 175 de la OIT. Una mayor seguridad jurídica es fundamental para mejorar el entorno empresarial, dice también el comunicado del FMI.


LOGROS 960X150px

informacion de contacto