padding-top:100px; SEGEPLAN representa a Guatemala en reunión del Consejo Regional de Planificación

SEGEPLAN representa a Guatemala en reunión del Consejo Regional de Planificación

Guatemala, 12 de noviembre de 2020. Autoridades de la región resaltaron el rol de la planificación para el desarrollo para construir un nuevo futuro con igualdad y sostenibilidad, ante el impacto económico y social, de la pandemia COVID-19, en el marco de la 28ª. Reunión de la Mesa Directiva del Consejo Regional de Planificación (CRP), organizada por el Gobierno de Uruguay y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), a través del Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES).

Asimismo, abordaron el rol de la planificación con un enfoque territorial en la recuperación post pandemia y los desafíos en la construcción de instituciones públicas resilientes. El Subsecretario de Planificación y Programación para el Desarrollo de SEGEPLAN, Ingeniero Luis Arturo Meza, compartió la experiencia de Guatemala.

El funcionario inició señalando la importancia de partir de cómo interpretar cuándo se puede considerar el momento “post COVID” y la fase de recuperación como tal, considerando la vigencia de la pandemia y la alta probabilidad de rebrotes, en ese sentido quizás sea más conveniente planificar para adaptarse y “responder a la afectación”, mientras se busca recuperar los efectos inmediatos, consideró.

Meza señaló que la pandemia ha evidenciado las debilidades de los países en su capacidad orgánica e instalada, sobre todo a nivel de los territorios, para dar respuesta a la emergencia y por lo tanto los planes deben orientarse inicialmente a fortalecer las capacidades de las instituciones públicas. En ese contexto, informó que el gobierno guatemalteco ha priorizado 114 de los 340 municipios, tomando en cuenta su mayor índice de pobreza, vulnerabilidad y brechas en términos de desarrollo social.

Añadió que a pocos días de que se detectara el primer caso de COVID-19, SEGEPLAN formuló el Plan General de Atención a la Emergencia y el Congreso de la República autorizó y asignó recursos de diferentes fuentes por unos Q14 mil 600 millones, que fueron dirigidos a programas de atención a la emergencia con atención a distintos grupos meta, pero todos con una alta orientación y sentido social.

Según análisis hechos tanto a nivel nacional como internacional (ICEFI, FMI) los programas de respuesta junto con la reestructuración temporal de préstamos por el sistema bancario, están ayudando a sostener los ingresos de los hogares y la liquidez de las empresas, y se han mitigado algunos de los efectos adversos, sin embargo la afectación macroeconómica es inevitable y la contracción económica para Guatemala este año, será en torno al 2 por ciento, menos severa que en el contexto global y regional, de acuerdo con el FMI.

Agregó que “de cara al próximo año, la planificación y la programación deberán estar vinculadas y orientadas a la priorización de la atención de servicios básicos determinantes” y por ello, la propuesta de presupuesto 2021 se formuló para impulsar la recuperación en el marco del COVID-19, pero sin desviarse de la ruta de desarrollo trazada. Dando cumplimiento a uno de sus mandatos institucionales, el anteproyecto de presupuesto 2021 es el resultado del trabajo que SEGEPLAN ha conducido estratégicamente desde el mes de febrero, junto con el Ministerio de Finanzas Públicas y demás ministerios y secretarías”, acotó.

El Subsecretario dio a conocer que para el año 2021 se incluye un apartado de Reactivación Económica por Q 4.5 millardos, para proyectos de infraestructura de gran envergadura, que generarán puestos de empleo local y contribuirán a dinamizar la economía local y territorial. El monto destinado a inversión es de 20.6 por ciento de la propuesta global.

Además, indicó que es necesario fortalecer las capacidades operativas y administrativas de las instituciones, que permitan alcanzar mayor eficiencia y calidad del gasto, en particular se analizó la situación de las metas de la Política General de Gobierno (PGG) y su afectación en términos de cumplimiento para el período 2020-2024, pues las 50 metas están articuladas con la implementación de las Prioridades Nacionales, en el mediano plazo.

Ante los impactos de la pandemia, en mayo se hizo un primer análisis para identificar las metas de la PGG en las que pudiera tener mayor incidencia. Se estableció que el 42 por ciento de éstas podrían sufrir el mayor impacto, con más incidencia en los pilares Economía, Competitividad y Prosperidad y Desarrollo social, aunque es alentador el hecho de que algunas metas ya se han alcanzado (construcción de 4 hospitales y ampliación de los programas sociales).

Meza reiteró que, para abordar las diferencias territoriales en el contexto de recuperación, se deben considerar las brechas de desigualdad sociales, para brindar una atención focalizada. “Esta también es una oportunidad para fortalecer la participación ciudadana, en el marco del Sistema de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural, para identificar, proponer y priorizar acciones, intervenciones y proyectos acorde a sus necesidades, así como demandar una gestión pública eficiente, efectiva, oportuna y pertinente”, señaló.

Es imperativo que a nivel nacional se establezcan mecanismos de distribución y asignación de recursos financieros, así como los servicios básicos, más equitativamente, haciendo una diferenciación dentro de la población, de acuerdo con sus necesidades, con sentido descentralizado y desconcentrado, expuso.

Asimismo, el Subsecretario de SEGEPLAN se refirió a la importancia de la relación con los países vecinos, para la mejor gestión de las áreas fronterizas en el contexto de la atención integral a las poblaciones en esas zonas.


LOGROS 960X150px

informacion de contacto