padding-top:100px; SEGEPLAN presentó ante el CONADUR la Política de Preinversión, que busca mejorar el impacto de la inversión pública

SEGEPLAN presentó ante el CONADUR la Política de Preinversión, que busca mejorar el impacto de la inversión pública

Guatemala, 22 de febrero de 2021. Durante la primera reunión ordinaria del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural (CONADUR), celebrada en el Palacio Nacional de la Cultura, la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), presentó la Política de Preinversión cuyo objetivo es mejorar el impacto de la inversión pública en la calidad de vida de la población guatemalteca, mediante la gestión eficiente y eficaz de la preinversión, en el marco de la planificación para el desarrollo.

Con ella se busca subsanar las deficiencias existentes en la formulación de los proyectos, las cuales son la causa de que las unidades ejecutoras en algunos casos sean ineficientes y no logren ejecutar la totalidad de los recursos de que disponen. Esto da como resultado “que no logremos llevar a la población los satisfactores que son tan necesarios para poder cumplir las Prioridades Nacionales de Desarrollo”, resaltó el Subsecretario de Planificación y Programación, de SEGEPLAN, Stuart Villatoro, durante la presentación.

En ese sentido, la Política tiene acciones que contribuirán a lograr que la preinversión se traduzca en obras realizadas con una inversión social y económica mucho más certera.

Villatoro explicó que, en el ciclo de vida de los proyectos, la preinversión está definida por varios tipos, pasando de una idea a un perfil, a un estudio de prefactibilidad y a un estudio de factibilidad, y que cada uno de estos estudios da una certeza mayor de que la inversión realmente va a proporcionar los resultados a que está dirigida.

De esa cuenta, la política busca implementar acciones que garanticen que la preinversión se lleve a cabo de forma adecuada y que se traduzca en proyectos de inversión resilientes, con buena producción, para llevar los satisfactores de las necesidades de la población.

Por el contrario, “si no hacemos esto, hay poco impacto si los proyectos no son resilientes, mala calidad en la ejecución (cuando hay ejecución), los tiempos se incrementan y el resultado son las obras de arrastre. Y estas dañan la planificación de los siguientes años, porque debemos sacrificar parte de nuestro presupuesto para poder cubrirla, cuando los proyectos no se terminan en tiempo”, y al final, causa que haya estimaciones inadecuadas que provocan costos adicionales, añade.

El funcionario además explicó que esta política descansa en cuatro ejes principales. El primero es la regulación y los lineamientos que busca tener una base normativa mucho más sólida, que permita garantizar que la preinversión se lleve a cabo.

El segundo eje son los instrumentos y la sistematización. Incluye el Sistema Nacional de Inversión Pública y su portal público SNIPgt, que permite verificar que los proyectos se están llevando a cabo de forma adecuada. Adicionalmente, un proceso de fortalecimiento para todas las entidades que realizan inversión pública, del gobierno central y los gobiernos locales, que ahora tienen un porcentaje mucho mayor de recursos para ejecutar. Indicó que, entre el Situado Constitucional y el monto de los Consejos Departamentales de Desarrollo, son casi Q10 mil millones.

El tercer eje es la planificación para el desarrollo. El mismo normativo del aporte a los CODEDE manda a planificar con dos años de anticipación, lo cual debe ser una realidad a través de un banco de proyectos, los cuales nacen de la preinversión. De esa cuenta, la inversión pública de cada año se hará con base en proyectos debidamente planificados y que responden a la meta de alcanzar las prioridades nacionales y la Política General de Gobierno.

Finalmente, el cuarto eje es el financiamiento de la preinversión. La política es un instrumento que provocará incentivar la búsqueda de financiamiento de estudios de preinversión, es mucho más fácil evaluar los proyectos con certeza económica y social, para que, cuando el Ministerio de Finanzas Públicas asigne el presupuesto, pueda ejecutarse sin problemas.

Según se dio a conocer, SEGEPLAN, por medio de la Dirección de Preinversión, elaboró esta Política, articulada con el Sistema Nacional de Planificación y las Prioridades Nacionales de Desarrollo. En este instrumento se institucionaliza la creación de mecanismos técnicos que contribuyan a posicionar la preinversión y coordinar su implementación.