padding-top:100px; Noticias

 

Guatemala, 11 de noviembre de 2020. Tras concluir una visita virtual a Guatemala, del 26 al 30 de octubre, el personal técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) informó que “el desempeño económico de Guatemala supera los pronósticos globales y regionales, con una contracción esperada en torno al 2 por ciento en 2020 y una proyección de crecimiento del 4 por ciento para el próximo año”.

El equipo técnico del FMI fue dirigido por Esther Pérez Ruiz, quien dio a conocer un comunicado en el cual señala que “la resiliencia de las remesas y las exportaciones, y la caída de los precios del petróleo, han redundado en un superávit en cuenta corriente y una acumulación considerable de reservas internacionales”, en Guatemala.

El comunicado del FMI destaca que los programas de respuesta a COVID-19 (Bono Familia, Fondo de Protección al Empleo, Fondo de Crédito para Capital de Trabajo), junto con la reestructuración temporal de préstamos por el sistema bancario, están ayudando a sostener los ingresos de los hogares y la liquidez de las empresas.

También señala que “Los recortes en la tasa de política monetaria del banco central, la apertura de ventanillas de liquidez y la flexibilización del encaje bancario han provisto de la liquidez necesaria sin menoscabo de los objetivos de inflación”. Explica también que para atender estas acciones de política, las autoridades han movilizado financiamiento con prontitud, tanto en los mercados como de las instituciones financieras internacionales, incluidos 594 millones de dólares del Instrumento de Financiamiento Rápido del FMI (pendiente de aprobación por el Congreso).

Este resultado positivo para el país es fruto de la pronta y oportuna puesta en marcha del Plan General de Atención a la Emergencia COVID-19, que contiene las acciones que se están realizando, y cuya formulación coordinó la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), como parte del Gabinete de Emergencia conformado por los Ministerio de Salud y Asistencia Social, de Economía, de Energía y Minas, de Desarrollo Social, de Agricultura, Ganadería y Alimentación, de Gobernación, de la Defensa y de Finanzas Públicas.

Al presentar este instrumento de planificación ante los diputados jefes de bloque del Congreso de la República, la titular de SEGEPLAN, Keila Gramajo Vilchez, expuso que el plan indica las acciones estratégicas y los objetivos específicos, entre ellos disminuir el impacto y tener una respuesta coordinada y escalonada del gobierno para contrarrestar y mitigar los impactos sociales y económicos”. SEGEPLAN también participó en la definición de mecanismos para los programas y el seguimiento de éstos, en conjunto con las demás instituciones de gobierno.

El comunicado del FMI también resalta que el proyecto de Presupuesto 2021 actualmente en el Congreso de la República “prolonga, debidamente, el apoyo fiscal a la economía en el corto plazo, el cual se retira de manera gradual y sostenible”.

Explica también que para maximizar el impacto de dicho apoyo fiscal, el personal técnico alienta las autoridades a: (i) mejorar la focalización de la asistencia social, con base a la digitalización del Bono Familia; (ii) ampliar la prestación de los servicios de salud y de educación virtual a los más vulnerables, para prevenir una mayor desigualdad; y (iii) ejecutar los proyectos de infraestructura de manera rápida y transparente.

Añade que para mantener la sostenibilidad fiscal, el personal técnico recomienda mayor consistencia en los esfuerzos de movilización de ingresos a mediano plazo. La política monetaria debería seguir siendo acomodaticia y neutralizar, según lo previsto, cualquier efecto indeseado de la monetización sobre la inflación. Debería evitarse recurrir nuevamente a la monetización del déficit presupuestario por parte del Banco Central como alternativa de financiamiento, acota.

También indica que el Plan para la Recuperación Económica de las autoridades tiene como objetivo mejorar el clima de negocios de Guatemala y fomentar una mayor flexibilidad del mercado laboral. En ese sentido, el personal técnico recomienda la pronta aprobación de las nuevas leyes de infraestructura, arrendamiento, insolvencia, así como la adopción de la reglamentación del Convenio 175 de la OIT. Una mayor seguridad jurídica es fundamental para mejorar el entorno empresarial, dice también el comunicado del FMI.

 

Guatemala, 10 de noviembre de 2020. La Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), por medio de la Subsecretaría de Cooperación y Alianzas para el Desarrollo, en coordinación con los Ministerios de Relaciones Exteriores (Minex) y de Finanzas Públicas (Minfin), imparte el curso “Gestión Integral de Proyectos a través de todo su Ciclo de Vida”, que tiene como objetivo fortalecer las capacidades de los equipos de las instituciones que se vinculan al proceso de gestión de la cooperación.

El curso, en modalidad virtual, que fue inaugurado por la Subsecretaria de Cooperación y Alianzas para el Desarrollo, Rita Mishaan, nace de la estrecha coordinación entre los entes rectores de la cooperación: Minex, Minfin y SEGEPLAN, con el apoyo de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) y de la Cooperación Alemana al Desarrollo (GIZ).

Según informó Mishaan, SEGEPLAN, a través de la Subsecretaría de Cooperación y Alianzas para el Desarrollo, tiene el mandato de conducir el Sistema Nacional de Cooperación para el Desarrollo (SNCD) con los distintos actores, en el marco de las Prioridades Nacionales de Desarrollo. Asimismo, la interlocución con los organismos del Estado, sociedad civil y otros actores, con el fin de impulsar una agenda integrada de desarrollo sostenible del país.

Es por ello que se busca replantear el modelo de cooperación actual, que es vertical, hacia uno con un alto grado de flexibilidad, adaptabilidad y más horizontal. Esto requiere de la búsqueda de oportunidades y combinaciones correctas entre las cualidades y calidades de todos los actores que aporten nuevas tecnologías, conocimientos y capacidades para que en complementariedad con el gobierno se pueda aportar en la construcción de los ideales de desarrollo planteados en el Plan Nacional y la Política General de Gobierno.

Los facilitadores del curso son expertos internacionales en temas relacionados con la gestión efectiva de proyectos, planeación estratégica, evaluación, metodologías de investigación social y estudios de opinión. Esta formación académica contribuirá al crecimiento profesional de los participantes y se traducirá en el fortalecimiento de los procesos de cada institución para la obtención de mejores resultados en beneficio del país.

La Subsecretaria Mishaan agradeció el apoyo de la Cooperación Alemana GIZ, que en coordinación con México, acompañan los procesos de fortalecimiento institucional en Guatemala.    

 

Guatemala, 10 de noviembre de 2020. Bajo el liderazgo de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN) continúa el proceso de elaboración del tercer informe de Revisión Nacional Voluntaria (RNV) de los avances en el cumplimiento de la Agenda de Desarrollo Sostenible por el país, titulada “Avanzando hacia la década de acción”, que se presentará en julio de 2021 ante el Foro de Alto Nivel de Naciones Unidas.

Siguiendo el cronograma de actividades para la elaboración del tercer informe de RNV-2021, en los meses de octubre y noviembre se han realizado rondas de talleres virtuales para la recopilación de información cualitativa y cuantitativa que brindarán todos los actores del desarrollo del país.

Se han realizado ya reuniones con los Cooperantes Internacionales en Guatemala, el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex) y SEGEPLAN. Para la compilación de información respecto a la contribución de la cooperación a los procesos de desarrollo del país, se facilitaron dos herramientas. También con el sector academia y el sector privado, representado por el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF, integrado por ocho cámaras y agremiados), el Centro para la Acción de la Responsabilidad Social Empresarial en Guatemala (CentraRSE) y la Red Pacto Global Guatemala.

La Subsecretaria de Cooperación y Alianzas para el Desarrollo, Rita Mishaan, en la apertura de las consultas informó que a la fecha Guatemala ha presentado dos informes de RNV. Añadió que en el mes de agosto se inició el proceso de elaboración del tercer informe, liderado por SEGEPLAN, por delegación del Presidente de la República y el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural (CONADUR).

El primer informe de RNV, en 2017, resaltó el proceso de articulación y alineación de la Agenda 2030 con el Plan Nacional de Desarrollo K’atun: nuestra Guatemala 2032, como caso de éxito en la región, al ser de los primeros países en adoptar y adaptar la agenda internacional de desarrollo al plan nacional.

El segundo, en el 2019, presentó una perspectiva innovadora, con el ejercicio realizado por el país para la apropiación e incorporación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a los instrumentos de planificación nacional, tomando como punto de partida el Plan K’atun, definiendo para el efecto, las diez Prioridades Nacionales y 16 Metas Estratégicas, aprobadas por el CONADUR, en 2017.

El tercer informe de RNV se estructurará con cinco capítulos temáticos, que contendrán información sobre los esfuerzos de los diferentes actores del desarrollo: sector público, sector privado, sociedad civil, academia, Sistema de Consejos de Desarrollo y la cooperación internacional.

Para ello, cada sector debe informar sobre el avance en el cumplimiento de las Prioridades Nacionales de Desarrollo. Adicional, incluirá un enfoque especial sobre la recuperación sostenible frente a la pandemia COVID-19. Asimismo, incorporará los temas sociales, económicos y ambientales en el desarrollo sostenible, recordando la integralidad del desarrollo.

La RNV-2021 se centrará principalmente en seis prioridades: Reducción de la pobreza y protección social, en la que se puede visualizar los ODS 1 y 10; Seguridad Alimentaria y Nutricional, ODS 2; Acceso a servicios de salud, ODS 3; Empleo e inversión, ODS 8; Valor económico de los recursos naturales, ODS 12 y 13 y Fortalecimiento institucional, seguridad y justicia, ODS 16.

Guatemala, 10 de noviembre de 2020. La Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN) participa en la activación del Centro de Coordinación de Asistencia Humanitaria Internacional (CCAH) para el proceso de respuesta, rehabilitación e instruir a las instituciones rectoras de los diferentes sectores, para que realicen las evaluaciones sectoriales en los departamentos afectados por la Tormenta Tropical ETA, y que puedan cumplir con la entrega de los requerimientos de las necesidades de cada una.

Por medio de la Subsecretaría de Planificación y Programación para el Desarrollo, SEGEPLAN cumple su función con el fin de establecer la ayuda humanitaria que se necesita e iniciar la planificación, recuperación, rehabilitación y reconstrucción de las áreas afectadas, ya que se ha sobrepasado la capacidad de respuesta nacional.

Lo anterior, en el marco del punto resolutivo número CN-19-7-2020, de fecha 7 de noviembre de 2020, por medio del cual los miembros del Consejo Nacional para la Reducción de Desastres de Origen Natural o Provocado, por unanimidad aprobaron la integración, funcionamiento y aprobación de llamamiento de Ayuda Internacional del Centro de Coordinación de Asistencia Humanitaria Internacional (CCAH).

El objetivo es coordinar de manera ágil y oportunamente, mediante la administración ordenada, optimización y rendición de cuentas, la ayuda y asistencia humanitaria internacional requerida en el llamamiento internacional para atender las necesidades de la población afectada.

La participación de SEGEPLAN inició el pasado lunes por medio de sus representantes Cosme Herrera y Rhina de León, con el objeto de apoyar el proceso de coordinación de la recepción y entrega de la ayuda humanitaria. Dicha participación continuará hasta que la ayuda que proporciona la comunidad internacional termine de ser canalizada a los beneficiarios.

El Centro de Coordinación de Asistencia Humanitaria Internacional (CCAH) está integrado por las siguientes instituciones que son: la Secretaría Ejecutiva de la CONRED, Cruz Roja Guatemalteca, Superintendencia de Administración Tributaria, Dirección General de Aeronáutica Civil, Procuraduría General de la Nación, Instituto Guatemalteco de Migración, Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional, Contraloría General de Cuentas, Cuerpo de Bomberos Municipales, Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia, y los Ministerios de la Defensa, de Agricultura, Ganadería y Alimentación, de Relaciones Exteriores, de Salud Pública y Asistencia Social, de Desarrollo Social, de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda y de Finanzas Públicas.

 

Guatemala, 9 de noviembre de 2020. El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y el Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala (SNU) presentaron el programa conjunto que busca apoyar la implementación de un registro social sensible al género, en hogares en situación de pobreza.  

Según se informó, durante un año se desarrollará un plan piloto en hogares priorizados para fortalecer la capacidad del Estado para la inclusión en el Sistema Nacional de Protección Social (SNPS) a hogares en situación de pobreza con un enfoque multidimensional. La inversión inicial en esta iniciativa es de 850 mil dólares (Q6.5 millones) pero se espera alcanzar el millón de dólares con aportes de las agencias del SNU.

El programa ha sido diseñado bajo el lema de “reconstruir mejor”, tomando en cuenta los diferentes programas sociales y considerando el núcleo familiar de acuerdo con sus principales necesidades, bajo un enfoque multidimensional y de derechos humanos, de ciclo de vida, que busca el liderazgo y empoderamiento de las mujeres.

El Ministro de Desarrollo, Raúl Romero, expresó que el programa responde a la prioridad del país de implementar un Sistema de Protección Social y a las recomendaciones del Análisis del Impacto Socioeconómico de la COVID-19, realizado por el SNU en Guatemala-ISE, el Plan de Respuesta Socioeconómica al COVID-19 (SERP), y los mecanismos de protección de derechos humanos, sobre la necesidad de fortalecer los esfuerzos de protección social, eje fundamental para la recuperación del país.

Añadió que este programa va a permitir por primera vez en Guatemala tener instrumentos, procedimientos y capacidades para ir focalizando geográfica y poblacionalmente a los hogares en situación de pobreza y pobreza extremas. “Pero sobre todo, indicó, que esto se convierta en la posibilidad de tener un registro único que permita crear programas pertinentes, transparentes, que tengan un impacto en la población”.

Por su parte, la Coordinadora Residente del SNU, Rebeca Arias, explicó que la preparación del diagnóstico sobre el Sistema de Protección Social (CODI) en 2019, mostró la necesidad de reunir programas independientes y de coordinar interinstitucionalmente un sistema nacional de protección social, para organizar de manera urgente los sistemas de información y un registro social de hogares, que incluya a todas las instituciones y las intervenciones sociales en los diferentes ciclos de vida.

Asimismo, expresó su deseo de que este programa conjunto sea exitoso y que luego se le pueda llevar a nivel nacional para contribuir al establecimiento de un sistema integrado de protección social para mejorar de las condiciones de vida de las poblaciones en situación de mayor exclusión y de mayor vulnerabilidad y se pueda avanzar hacia el logro de la agenda de desarrollo sostenible.

Mientras tanto, la Representante Residente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), agencia líder del programa conjunto, Ana María Díaz, señaló que la crisis derivada de la pandemia ha evidenciado la importancia de avanzar en la implementación de un sistema nacional de protección social, cuyo pilar se fundamenta en el establecimiento de un registro social de hogares.

Añadió que a través de éste se podrá identificar y seleccionar a personas y hogares elegibles a los diferentes beneficios y programas sociales, considerando el núcleo familiar y sus principales carencias acordes a las características de cada población objetivo y a lo largo del ciclo de vida. Señaló también que considerando que más del 60 por ciento de la población del país vive en condiciones de pobreza multidimensional, la implementación de un registro social de hogares debe tomar en cuenta las diferentes dimensiones de la pobreza.      

Por su parte, la Subsecretaria de Cooperación y Alianzas para el Desarrollo, de la Secretaría de Planificación Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), Rita Mishaan, señaló que en estos momentos de crisis ocasionada por la pandemia y nuestro país afectado además por la tormenta tropical Eta, se pone de manifiesto la problemática del alcance de las desigualdades sociales y la pobreza, lo cual afecta principalmente a niñas, adolescentes y mujeres.

Añadió que desde SEGEPLAN, como ente planificador del Estado, “vemos fundamental” que a través del proyecto se responda en el marco de las distintas herramientas con las que cuenta el gobierno, como son el Plan Nacional de Desarrollo, la vinculación con la Política General de Gobierno (PGG 2020-2024), al Programa Nacional de Emergencia y Recuperación Económica y a los ODS.

LOGROS 960X150px

informacion de contacto