padding-top:100px; Noticias

Guatemala, 04 de noviembre de 2020. La Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), por medio de la Dirección de Planificación Sectorial, socializó la Guía conceptual y metodológica para la elaboración de Planes Estratégicos Sectoriales (PES) con enfoque de Gestión por Resultados (GpR), la que se presenta en dos momentos, primero: la parte conceptual del contenido de la Guía y segundo la metodología para la elaboración de los Planes Estratégicos Sectoriales, definido para los cuatro ámbitos de desarrollo: social, económico, político-institucional y ambiental.

Durante una reunión virtual en que participaron Especialistas de distintas direcciones, el Subsecretario de Planificación y Programación para el Desarrollo, Luis Meza, expuso el objetivo que se busca con la formulación de los PES, un proceso que está planificado para un año.    

Los Planes Estratégicos Sectoriales facilitan el proceso basado en las políticas sectoriales que integra con carácter indicativo la planificación de las instituciones que conforman cada uno de los sectores, por medio de estrategias y acciones que respondan a las Prioridades Nacionales de Desarrollo y a la Política General de Gobierno 2020-2024, explicó el Subdirector de Planificación Sectorial, Nery Búcaro.

Asimismo, posibilita la definición integral de resultados, estrategias, intervenciones y responsabilidades, para el corto, mediano y largo plazo, en el marco de la coordinación del conjunto de organismos e instituciones públicas y privadas que integran cada sector, añadió Búcaro.

Previamente, Reyna Aguilón y Julio Navarro, miembros de la Dirección, presentaron la Guía de Planificación Estratégica Sectorial como herramienta de trabajo para elaborar los PES y los 24 Resultados Estratégicos de Desarrollo (RED) vigentes, derivados de las diez Prioridades Nacionales de Desarrollo y las 16 Metas Estratégicas, y que se encuentran contenidos en la Política General de Gobierno 2020-2024.

Navarro informó que se han definido 25 pasos para la elaboración de los PES y que ya tienen avances, como la elaboración de cuatro documentos de Resultados Estratégicos de Desarrollo (RED) que se elaboraron aplicando los pasos metodológicos de la guía. Éstos ya han sido socializados con las instituciones de gobierno que tienen relación, y algunas de ellas ya se han apropiado de los documentos. También dijo que ya tienen la propuesta del abordaje de cada uno de los sectores, vinculado con las dimensiones del desarrollo.

El Subdirector Búcaro explicó que la Guía PES permite orientar a las instituciones públicas para atender a las Prioridades Naciones de Desarrollo del país, a la Política General de Gobierno 2020-2024 y a las políticas públicas, de acuerdo a la especificidad que requiera la interrelación de las categorías, niveles y tipos de planificación.

También desde su función técnica propone lineamientos estratégicos y establece prioridades, plazos y dimensiones así como el seguimiento y evaluación que proporcionará a las distintas instancias sectoriales, la información para realizar las mediciones, añadió.

Búcaro explicó el cronograma de trabajo sugerido para la elaboración de los PES y la integración de los RED correspondientes a cada sector. Se establece un período de un año, de noviembre 2020 a octubre 2021. Señaló que estos planes tienen un contenido estándar. En el cronograma se establecen las fases y las direcciones responsables de cada uno de los aspectos por abordar.

Por otro lado, en el desarrollo del Panel virtual: “Experiencia sobre el Desarrollo del Modelo Operativo (servicio) bajo la Metodología de la Gestión por Resultados en Latinoamérica y los Desafíos en el contexto del Covid-19”, realizado el 30 de octubre, la Directora de Programación Sectorial y Territorial, de SEGEPLAN, Betzabé Arrechea, destacó como un desafío para el país la elaboración de los PES. Señaló que éstos serán las estrategias multisectoriales que relacionen los ámbitos del desarrollo y que impulsen la planificación de cada institución, pues con ello los Resultados Estratégicos de Desarrollo tendrán más relevancia.

 

Guatemala, 30 de octubre de 2020. Con el objetivo de mejorar la calidad del gasto en beneficio de la población, a cargo de las entidades públicas proveedoras de bienes y servicios en Centroamérica y República Dominicana, durante dos días se realizó el panel virtual: “Experiencia sobre el desarrollo del modelo operativo (de servicio de la planificación estratégica y operativa de país) bajo la metodología de la Gestión por Resultados (GpR) en Latinoamérica y los desafíos en el contexto del COVID 19”.

En el evento participaron servidores públicos de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN) y de la Dirección Técnica del Presupuesto (DTP), del Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin), de los demás países y consultores especialistas en GpR de Uruguay, Perú y México, países que son referentes en buenas prácticas en América Latina.

Por Guatemala, la Directora de Programación Sectorial y Territorial, de SEGEPLAN, Betzabé Arrechea y la Jefa del Departamento de Análisis e Investigación de la Administración Financiera y Producción Pública, de la DTP, Aída Quintanilla, expusieron la ponencia: “La complejidad de establecer el modelo operativo o de servicio en Guatemala, desde la visión de la Planificación Estratégica y Presupuestaria”, en la que abordaron los avances y retos del país.

El panel, que duró dos días, y el que participaron 130 personas, fue organizado por el Programa “Promoción de Buena Gobernanza Financiera en los países del Sistema de Estados de la Integración Centroamericana (SICA)”, de la Cooperación Alemana (GIZ), a través de la empresa GOPA Consulting.

Guatemala ha mostrado avances en la implementación del modelo de GpR, vigente desde 2012, con el liderazgo de SEGEPLAN y el Minfin, para solucionar debilidades de los procesos de planificación y presupuestación anuales y multianuales, principalmente reflejados en la sostenibilidad fiscal y la eficiencia de las políticas públicas.

En ese contexto, para la implementación de la planificación y el presupuesto por resultados es necesario definir un modelo operativo (de servicio) que determine acciones e insumos que impliquen la entrega del producto, la forma de producir el bien y/o servicio, el costo, cómo y el lugar donde se entregará al ciudadano.

El primer día se conocieron las ponencias de los consultores Mauricio García Moreno y Gabriel Farfán Mares, quienes expusieron experiencias de Uruguay y México, y en el segundo, Roger Caruana, expuso la de Perú. Por su parte, la funcionaria de SEGEPLAN, Betzabé Arrechea, abordó el modelo operativo construido a partir de la Planificación Estratégica y Operativa del país, producto de instrumentos que se han elaborado de forma participativa desde la Secretaría, en el marco de las instituciones del gobierno central y las locales y el Sistema de Consejos de Desarrollo. El facilitador del panel fue Javier Bollo, de GOPA.

Arrechea recordó que desde 2004 se tenía una variedad de instrumentos pero una planificación muy desconectada entre sí. Sin embargo, con la formulación del Plan Nacional de Desarrollo K´atun 2032, desde 2014 Guatemala cuenta con un instrumento de Estado que orienta las acciones prioritarias con una visión de largo plazo. Luego, su integración con la Agenda de los ODS, dio como resultado 10 Prioridades Nacionales de Desarrollo (PND) y 16 Metas Estratégicas, que constituyen una agenda nacional de desarrollo, cuya implementación debe hacerse en fases que corresponden a las diferentes administraciones de Gobierno.

Añadió que se inició en la administración anterior y se le ha dado continuidad a través de la Política General de Gobierno 2020-2024, que recoge los lineamientos del Plan Nacional de Innovación y Desarrollo (PLANID) y las PND, y que además vincula la planificación al presupuesto anual y multianual. Al referirse al proceso de Planificación–Presupuesto para el 2021, resaltó la vinculación de la producción institucional, en donde a nivel de ministerios es del 68 por ciento, secretarías 8 por ciento y otras instituciones 24 por ciento.

Recalcó que entre la vinculación plan-presupuesto existen esfuerzos para realizar una efectiva coordinación entre SEGEPLAN y Minfin para que los procesos constituyan un mejor alcance de resultados dentro de la institucionalidad pública. Entre los desafíos que se enfrentan planteó: establecer mejores mecanismos dentro de la institucionalidad pública post COVID-19; el diseño de los planes estratégicos sectoriales con enfoque de GpR, y generar mejores sistemas de seguimiento y evaluación interinstitucionales.

Por su parte, la representante del Minfin, Aída Quintanilla, expuso la experiencia en la implementación del modelo operativo presupuestario, recordando que en 2012 se tomó al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social como plan piloto.

En cuanto a la implementación, señaló que el trabajo conjunto ha permitido incorporar la pertinencia de los resultados estratégicos, desde la planificación hasta la presupuestación de las intervenciones, para la consecución de las metas establecidas, lo cual incluye la elaboración de modelos que sustentan los resultados. Se refirió a los casos de modelo operativo Reducción del Índice de Homicidios (Ministerio de Gobernación) y Programa Acompáñame a Crecer (Ministerio de Educación), explicando las modalidades de entrega de los productos y subproductos y los resultados de las intervenciones.

Entre los desafíos mencionó que las entidades aún no desarrollan el modelo operativo en su totalidad; se debe estandarizar los modelos operativos según el sector aplicable y la generación de estadística para la correcta medición de la población elegible y el impacto generado por las intervenciones realizadas.  

 

Guatemala, 29 de octubre de 2020. Del 2017 al 2019 un total de 261 municipios, de los 340, han finalizado el proceso de planificación, lo que les permite contar con un Plan de Desarrollo Municipal y Ordenamiento Territorial (PDM-OT), alineado a las Prioridades Nacionales de Desarrollo, resultado de la integración de las 80 metas del Plan K’atun 2032 y las 129 metas priorizadas de los ODS. De los 261 municipios que han finalizado el proceso de planificación, 195 cuentan con la aprobación del Concejo Municipal.

Asimismo, 50 municipios se encuentran en proceso de formulación y 29 están pendientes de realizarlo, según dio a conocer la Dirección de Planificación Territorial (DPT), de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), institución que brinda asesoría y acompañamiento técnico metodológico a las municipalidades en los procesos de planificación del desarrollo y ordenamiento territorial.

Los PDM-OT son instrumentos de planificación estratégica de largo plazo, que definen la ruta del municipio, sobre la que los diferentes actores y entidades podrán orientar sus intervenciones y toma de decisiones precisas para reducir las diferentes problemáticas y desarrollar las potencialidades del territorio, con criterios de ordenamiento territorial.

El ordenamiento territorial está debidamente normado desde la Constitución Política de la República, que le atribuye al Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural (CONADUR), entre sus funciones, velar por la formulación de las políticas sobre la materia. De igual manera, el Código Municipal en sus artículos 142 y 143 establece el mandato a las municipalidades de formular y ejecutar estos planes.

Y, ¿qué es ordenamiento territorial? El Subsecretario de Planificación y Programación, de SEGEPLAN, Luis Meza, define que “es darle un uso adecuado al territorio con base a su vocación y a sus potencialidades”, lo cual significa “hablar de desarrollo ordenado y seguro para los diferentes territorios”.

En el país, cada vez la población es mayor y se incrementa la presión sobre los recursos naturales. En ese sentido, los PDM OT promueven el desarrollo desde las dimensiones social, económica y ambiental. Asimismo, en el ámbito político – institucional, en alianza estratégica con otros actores del desarrollo territorial. En el país es evidente el crecimiento desordenado de la mayoría de los lugares poblados, por lo que es urgente tomar acciones para normar y regular el uso y la ocupación adecuada de los territorios.

En este contexto, el territorio se refiere no solo al espacio físico, los límites geográficos, sino también a la interacción que hay con toda la institucionalidad, las normas y las leyes, y particularmente, con el conglomerado social que lo habita.

Para brindar la asesoría y acompañamiento metodológico a las municipalidades, SEGEPLAN, por medio de la Dirección de Planificación Territorial (DPT) generó la Guía Metodológica para la elaboración del PDM-OT, en sus versiones técnica y mediada. La Guía mediada desarrolla de forma resumida y simplificada cada una de las fases que conforman el proceso de construcción del PDM-OT, siendo éstas: Generación de Condiciones, Análisis y diagnóstico territorial, Planificación y Ordenamiento Territorial, y Gestión y Seguimiento, que es la implementación del plan, para lo cual se necesita además, contar con instituciones sólidas.

El liderazgo de las autoridades locales así como el compromiso de la sociedad civil son importantes en la fase cuatro del proceso, en la cual se definen los instrumentos de gestión, con énfasis en la regulación del uso adecuado de los territorios. Para ello, se requiere de la construcción de consensos y acuerdos entre autoridades y población para que sea viable aplicar las disposiciones normativas que sean necesarias.

El desafío actual, dada la situación generada por la pandemia del Covid-19, es que los 145 municipios pendientes de elaborar y/o aprobar su PDM-OT, se sumen a aquéllos que han tomado esta acertada decisión. Pero más importante aún, es lograr que los municipios inicien la implementación de dichos planes. Esto está previsto para el 2021 y es una de las metas de la Política General de Gobierno proyectada al 2023.

 

Guatemala, 22 de octubre de 2020. Como parte del proceso de asesoría técnica a las instituciones del sector público que reciben o ejecutan cooperación internacional, la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), por medio de la Dirección de Gestión y Negociación, realizó el segundo taller de asesoría técnica en el proceso de priorización, negociación y contratación de la cooperación para el desarrollo del país.

El taller, realizado de forma virtual, contó con la participación de alrededor de 30 profesionales de 14 instituciones públicas, entre ministerios, secretarías, entidades autónomas y descentralizadas, que durante tres horas, pudieron profundizar en la importancia de la cooperación como un mecanismo de financiamiento para el desarrollo, el cual debe responder al marco general y estratégico de la planificación y en consecuencia, a las Prioridades Nacionales de Desarrollo.

La capacitación fue impartida por la Directora de Gestión y Negociación, Andrea Fernández, y la Subdirectora Ana Menéndez, quienes abordaron la reestructura de SEGEPLAN y la nueva dinámica de trabajo de la Subsecretaría de Cooperación y Alianzas para el Desarrollo.

Las funcionarias hicieron énfasis en el proceso de negociación y formalización de la cooperación sobre la base del marco legal guatemalteco, que involucra la emisión de la opinión técnica de SEGEPLAN a la cooperación que proviene de gobiernos extranjeros y organismos internacionales. Para tal proceso se ha puesto a disposición herramientas informáticas y manuales, así como la Guía orientadora de programas y proyectos de cooperación, informó la Directora de Gestión y Negociación, Andrea Fernández.

Al cerrar el evento, la Subsecretaria de Cooperación y Alianzas para el Desarrollo, Rita Mishaan, resaltó que SEGEPLAN está fortaleciendo los mecanismos que permitan asesorar de manera oportuna a las instituciones, con la finalidad de agilizar el proceso de negociación y formalización, que incluye la emisión de la opinión técnica de la Secretaría. Dicho esfuerzo se ha visto reflejado durante el presente año, señaló.

Guatemala, 26 de octubre de 2020. Con el objetivo de compartir experiencias de coordinación institucional para el desarrollo de la Cooperación Sur-Sur y Triangular en Iberoamérica, representantes de las instituciones rectoras de cooperación internacional e instituciones sectoriales de la región, participan en el Seminario Taller Virtual “Fortaleciendo los Sistemas Nacionales de Cooperación: el desafío de la coordinación interinstitucional para la Cooperación Sur-Sur”, que se realiza los días 26, 28 y 30 de octubre.  

El evento, organizado por el Programa Iberoamericano para el Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur (PIFCSS) y la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), fue inaugurado por la Subsecretaria de Cooperación y Alianzas para el Desarrollo, Rita Mishaan, y la Presidenta del Consejo Intergubernamental del PIFCSS, María Belén Bogado. El Secretario Técnico del PIFCSS, Daniel Castillo Carniglia, tuvo a su cargo el contexto y marco institucional de la actividad.

Según se dio a conocer, a poco de cumplirse 40 años de la aprobación del Plan de Acción de Buenos Aires (PABA), la CSS se ha convertido en un instrumento de gran valor para la promoción del desarrollo sostenible.

En ese contexto, los países iberoamericanos han desarrollado algunas de las experiencias más dinámicas en la materia, logrando niveles de institucionalización que han permitido crear marcos normativos, articular programas de trabajo de calidad, involucrar actores de diversa naturaleza y poner en marcha iniciativas en una diversidad de ámbitos sectoriales que han contribuido al desarrollo de políticas públicas y al fortalecimiento institucional. Sin embargo, aún enfrentan importantes desafíos a nivel político, institucional y normativo a la hora de construir estrategias nacionales en CSS. Por ello, la importancia de este seminario taller.

En su intervención, Mishaan expuso que “el desafío mayor que tiene la Cooperación Sur-Sur es su institucionalización en nuestros mecanismos nacionales cooperación”. Agregó que se debe trabajar porque a lo interno de los países iberoamericanos existan acciones articuladas, se institucionalicen los espacios de coordinación, y se diseñen o fortalezcan los marcos institucionales y normativos de Cooperación Sur-Sur.

Asimismo, señaló que se deben definir los roles y la responsabilidad de los actores que convergen en los procesos de esta modalidad de cooperación y se fortalezcan los sistemas de registro e información que permitan la transparencia y rendición de cuentas, y sobre todo, que “se diseñen estrategias de socialización y posicionamiento de la Cooperación Sur-Sur en el imaginario colectivo del sector público, tanto a nivel central como en los gobiernos subnacionales”.

También destacó que al finalizar esta actividad se tendrán importantes reflexiones que ayudarán a tomar decisiones, así como ideas y líneas de trabajo para empezar a implementar en los Sistemas Nacionales de Cooperación (SNC).

Entre los productos esperados del seminario taller están el mapeo de esquemas-tipo de coordinación interinstitucional, identificación de principales retos de la coordinación interinstitucional y retos específicos en la materia a raíz de la pandemia Covid-19, así como de áreas de interés para el fortalecimiento de los SNC.

Durante el primer día, el Coordinador del Área de Cohesión Social y Cooperación Sur-Sur, de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Martín Rivero, abordó el tema “La importancia de la coordinación interinstitucional al momento de construir estrategias nacionales de Cooperación Sur-Sur”, y luego se realizaron dos mesas de reflexión: 1) La articulación con los sectores nacionales en la Cooperación Sur-Sur: experiencias, oportunidades y desafíos en tiempos de crisis y 2) Las instituciones sectoriales como actor clave de la Cooperación Sur-Sur: la importancia de la coordinación a nivel nacional y regional. En la primera mesa, por Guatemala participó la Directora de Alianzas para el Desarrollo, de SEGEPLAN, Carmen María Marroquín.

Los días miércoles 28 y viernes 30 se realizará propiamente el taller virtual dividido en cuatro espacios interactivos: 1) Qué entendemos por prácticas de coordinación interinstitucional, 2) Cómo funcionan los esquemas de coordinación interinstitucional en el día a día, 3) Cómo inciden los procesos y 4) Retos de la coordinación interinstitucional. En este espacio participan especialistas de la Dirección de Alianzas para el Desarrollo de SEGEPLAN.

LOGROS 960X150px

informacion de contacto