padding-top:100px; PRENSA

Noticias Institucionales

Secretario de Segeplán aborda avances en tema de desigualdad territorial, en Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo

 

Lima, Perú, 9 de agosto de 2018. El titular de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia –Segeplán-, Miguel Ángel Moir, abordó los avances en la atención de las demandas de desigualdad territorial, en el marco de la Tercera Reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe, que finalizó hoy aquí.

Entre otros temas, en la reunión se examinó el proyecto de primer informe regional sobre la implementación del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo, y se presentaron los avances de los Gobiernos en su implementación. En las discusiones participaron los países miembros de la CEPAL, representantes del Sistema de las Naciones Unidas y sociedad civil.

Moir participó en el Panel 3, en el cual se abordó el avance regional en lo relativo al cumplimiento del capítulo G “Desigualdad territorial, movilidad espacial y vulnerabilidad”. Señaló que el Consenso aborda tres orientaciones principales: diseño y ejecución de planes, políticas y programas e instrumentos de gestión territorial a diferentes escalas subnacionales y urbanas; desarrollo y bienestar de la población en distintas dimensiones y en todos los territorios y, la atención a los desastres ocasionados por eventos naturales y socioambientales, y la explotación de los recursos naturales.

Sin embargo, consideró que no se hace suficiente énfasis en la necesidad de generar información e indicadores territoriales en el área rural, así como de políticas, programas e intervenciones en el área rural para reducir las brechas.

En ese sentido, resaltó que el elemento fundamental para la efectividad en la implementación de las Prioridades Nacionales de Desarrollo en Guatemala, ha sido la alineación vertical. Señaló que el Plan de la Región Oriente es un ejemplo de proceso en que la identificación de intervenciones en el territorio llega desde el nivel nacional, por medio del Plan de Desarrollo K´atun. El Plan Regional se adecua al contexto subnacional por medio de los Planes Municipales de Desarrollo y Ordenamiento Territorial, explicó.

También expuso que la regulación de los usos del territorio a nivel local, y principalmente en las áreas urbanas, es necesaria para alcanzar una distribución espacial más equitativa del acceso a los servicios.

Comentó que en la región los territorios con mayor riesgo son aquellos con mayor vulnerabilidad social y que se requiere de una mayor movilización política para demandar medidas inmediatas por parte de los Estados y direccionar el presupuesto necesario para mejorar la protección. En Guatemala, dijo, un criterio fundamental fue la alineación horizontal con distintos instrumentos nacionales e internacionales y el enfoque desde el cual se concibe la planificación es sistémico.

El Plan K´atun y los ODS, destacó, indican que el desarrollo no puede concebirse sin una adecuada gestión del ambiente y los recursos naturales y para ello se han tomado una serie de acciones, tanto para adaptarse al cambio climático como para reducir la vulnerabilidad y contribuir a la reducción de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

El Secretario Moir indicó que el informe del Consenso concluye que para alcanzar el desarrollo territorial se deben tomar distintas acciones, como incorporar actualizaciones a los planes de desarrollo ajustados a las necesidades territoriales. En ese contexto, refirió que en Guatemala se están elaborando 100 PDM-OT alineados a las prioridades nacionales.

Otra acción es mejorar la coordinación entre instituciones por medio de una mayor claridad de funciones y competencias de las instituciones y políticas para el desarrollo territorial. Esto se cumple por medio del Sistema Nacional de Planificación, que se constituye en la plataforma “virtual” de conexión con todas las instituciones e instancias responsables de ejecutar políticas, de planificar territorial, estratégica y operativamente el desarrollo y de asignar recursos financieros para hacer factible la implementación de las prioridades nacionales.

Explicó que estas se aterrizan en un plano sectorial que posteriormente es operativizado por medio de planes institucionales y se vinculan al presupuesto público mediante planificación multianual y anual encadenada a programas, subprogramas y proyectos presupuestarios. También permite la relación del conjunto de políticas públicas con los planes; la programación de las inversiones, la asignación de recursos, la gestión de la información, la coordinación, el seguimiento y evaluación.

El Consejo recomienda mejorar la participación ciudadana y fortalecer las capacidades técnicas para la planificación, la gestión territorial y la administración a nivel local y darle legitimidad a los diagnósticos territoriales e incrementar la efectividad de las políticas, lo cual cumple el Sistema Nacional de Consejos de Desarrollo, cuya máxima autoridad es el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural –Conadur-, acotó.

Igualmente se propone profundizar los procesos de descentralización por medio de mecanismos legales, fiscales e institucionales en la región, que en Guatemala se orienta por medio de la Agenda Nacional de Descentralización, finalizó el Secretario.

Fortalecen capacidades de los planificadores municipales de Guatemala para la transversalización del enfoque de género en la planificación

Guatemala, 10 de agosto de 2018. Con el objetivo de fortalecer las capacidades de los planificadores de las diferentes dependencias de la Municipalidad de Guatemala en el enfoque de género, la Segeplán, por medio de las Direcciones de Equidad Étnica y de Género y de Planificación Territorial, y la Dirección de la Mujer de la comuna, realizaron una capacitación este día, en el Auditórium del Centro Municipal de Arte y Cultura, en la zona 1, la cual contó con la participación de más de 50 personas, entre hombres y mujeres.

Por parte de la Segeplán, la Especialista Verónica Yoc abordó aspectos como: quiénes somos, cómo somos, dónde estamos y hacia dónde vamos, género y derecho de las mujeres. Señaló que el género es una construcción social y expuso cómo y dónde se construyen la masculinidad y la feminidad.

Explicó que para ello se asignan comportamientos, actividades, actitudes, roles, ámbitos (público-privado) así como expectativas y destinos. Todo en el marco de la cultura y en un momento histórico determinado. Citando a un pensador indicó que las relaciones desiguales entre hombres y mujeres corresponden a relaciones de poder, que ubican a las mujeres en desventaja, viviendo una situación de subordinación, exclusión, discriminación y racismo.

Citó algunos casos de discriminación hacia la mujer, como es el trabajo no remunerado. Se refirió al uso del tiempo, especialmente el que se utiliza en actividades domésticas, el cuidado de personas adultas mayores, niños, enfermos y servicio comunitario, que no es reconocido como trabajo y tampoco es remunerado. Otro problema son los salarios desiguales con relación a los hombres.

Agregó que aproximadamente cuatro de cada 10 créditos que otorgan los bancos son destinados a mujeres, a tasas de interés mayores a las de los hombres. En lo que se refiere a la participación política, dio a conocer que en Guatemala las estadísticas señalan que 86 por ciento de los cargos al parlamento y 97 por ciento en las alcaldías han sido ocupados por hombres. Esto causa que las decisiones de país se tomen esencialmente por los hombres, sin considerar las necesidades específicas de las mujeres y las niñas.

Y en lo que se refiere a la violencia contra las mujeres, la profesional de Segeplán, Verónica Yoc, resaltó que suele considerarse aún un evento privado o de índole familiar. Sin embargo, se trata de un problema que trasciende al ámbito social. Prueba de ello es que se trata del delito más denunciado en el Ministerio Público. En el año 2016 fueron presentadas más de 62 mil 300 denuncias, agregó.

Por su parte, la Subdirectora de Equidad Étnica y de Género, Sonia Barrera, se refirió a los convenios y tratados ratificados por el Estado de Guatemala, para la protección y promoción de los derechos de las mujeres y cómo estos han dado vida a la legislación actual en est tema.

En lo que se refiere al ámbito internacional, dividió los derechos en temas como políticos, civiles, protección, discriminación, violencia y derechos de las mujeres de acuerdo con la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, referente a la promoción de los objetivos de igualdad, desarrollo y paz para todas las mujeres del mundo, en interés de toda la humanidad. Y en cuanto a la legislación guatemalteca, citó normas que abordan temas como violencia, salud, promoción y desarrollo social.            

Ambas profesionales de la Segeplán enfatizaron la importancia de que al planificar se tomen en cuenta las necesidades e intereses de las mujeres de forma diferenciada, pues es lo que se necesita para promover su desarrollo integral. La Directora Municipal de la Mujer, Onelia Roca, comentó que el taller buscaba brindar información y sensibilizar a las unidades de planificación sobre la perspectiva de género y su importancia en la planificación, lo cual se cumplió.

Secretario Moir: El cumplimiento de la agenda de desarrollo atañe a todos los sectores de la sociedad guatemalteca

 

Guatemala, 07 de agosto de 2018. “La Agenda de Desarrollo constituye un compromiso de Estado y por tanto su cumplimiento atañe a todos los sectores de la sociedad guatemalteca”, resaltó el Secretario de Planificación y Programación de la Presidencia –Segeplán-, Miguel Angel Moir, al participar en el V Congreso Nacional sobre Racismo y Discriminación: Pueblos Indígenas y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, inaugurado hoy por la Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo –Codisra-.

El objetivo del evento, de dos días de duración, es promover espacios de diálogo sobre los retos y desafíos del Estado de Guatemala en el marco de la Agenda 2030 para el cumplimiento de los compromisos nacionales e internacionales que propicien el desarrollo de los pueblos indígenas.

Moir comenzó por señalar los inconvenientes que hubo para la implementación de la Agenda los Objetivos de Desarrollo del Milenio –ODM- en Guatemala, cuyo horizonte era el 2015, de la cual se cumplió el 44% de 66 indicadores; estuvo cerca de cumplirse 4%; en estancamiento estuvo el 6%; no se cumplió el 41% y sin determinar su evolución 5%. “Los ODM era una agenda ambiciosa pero a la vez limitada y tenía diferencias con los ODS, en particular para Guatemala”, resaltó.

La Agenda 2030, formulada en 2015, tiene una visión inclusiva, participativa y amplia, pues ahora existen referencias explícitas sobre los pueblos indígenas y su inclusión fue participativa desde el proceso de elaboración, indicó.

El Secretario indicó que el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural –CONADUR- aprobó en el 2014 el Plan Nacional de Desarrollo K’atun, nuestra Guatemala 2032, el cual constituye la visión de desarrollo de largo plazo para el país, y se constituyó en un compromiso nacional simultáneo a la Agenda 2030.

De esa cuenta, la Segeplán como líder de la planificación para el desarrollo en el país, procedió a alinear la Agenda 2030 al Plan K’atun buscando establecer una ruta de desarrollo unificada que permita cumplir con las metas de ambos compromisos, así como integrar la Agenda 2030 de acuerdo a las prioridades, necesidades y posibilidades del país.

También explicó que entre las razones que se consideraron para priorizar la Agenda 2030, están: adecuarse a las prioridades de desarrollo establecidas en el PND, limitaciones financieras y técnicas y disponibilidad de información estadística.

Como parte del proceso, en los talleres de difusión se consultó a los actores sociales sobre la priorización de las metas e indicadores de la Agenda 2030. También se realizó un ejercicio de análisis de la información estadística con el INE y dos talleres técnicos donde participaron el INE, Naciones Unidas, IARNA y la Segeplán para analizar las necesidades de información estadística que requiere el compromiso nacional preliminar.

En resumen, el Secretario de Segeplán señaló que con el ejercicio de priorización de la Agenda ODS “hemos definido el conjunto de prioridades nacionales de desarrollo, en donde estamos colocando los cimientos de la visión de desarrollo que queremos para el país en los próximos años”.

En ese marco, “reconocemos que la inclusión social, económica y política, de todos, independientemente de su edad, sexo, origen, etnia, religión o situación económica, es fundamental para el goce de los derechos humanos plenos y por tanto, es una de las Prioridades Nacionales de Desarrollo que orientarán la visión de futuro de nuestro país”, señaló.

También expuso que la estrategia de implementación busca hacer realidad la Agenda de Desarrollo, por medio de la planificación, las alianzas, el seguimiento y evaluación, promoviendo así el establecimiento de mecanismos efectivos para la igualdad social, política y económica.

Finalmente, Moir reconoció que existen grandes desafíos para lograr estas metas, “pero desde nuestros ámbitos de competencia, podemos sumar para asegurar el derecho al desarrollo para todos las guatemaltecas y guatemaltecos”.

En esta primera jornada participaron también otros expertos en la Agenda de Desarrollo Sostenible, entre ellas la Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas en Guatemala, Rebeca Arias.

Integración y jerarquización de las prioridades nacionales contribuye a favorecer las intervenciones para el desarrollo

 

Guatemala, 08 de agosto de 2018. Tomando en cuenta que muchas de las metas de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible son muy ambiciosas y no se adecúan a nuestro contexto y necesidades nacionales, Guatemala realizó un proceso de apropiación y alineación de las metas de los ODS a sus propios instrumentos de planificación, lo que permite mejorar las intervenciones a favor del desarrollo, explicó la Asesora del Despacho Superior de la Segeplán, Keila Gramajo.

En su intervención en el V Congreso Nacional sobre Racismo y Discriminación: Pueblos Indígenas y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, organizado por la Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo –Codisra-, Gramajo expuso el amplio proceso realizado para la integración y jerarquización de las prioridades nacionales de desarrollo, que mandó el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural –Conadur- y que fue liderado por la Segeplán.

La profesional explicó que los ODS contienen 129 metas y el Plan Nacional de Desarrollo K’atun 80, por lo que entre ambas agendas son más de 200 metas, las cuales no se podrían implementar tomando en cuenta que son muchas y además los recursos económicos de que dispone el país para realizar las intervenciones necesarias son escasos.

El planteamiento fue ¿cómo implementarlas? Y para ello se desarrolló una Estrategia de implementación de las prioridades nacionales, cuya estructura consta de ocho elementos: coordinación política y técnica, definición de roles y responsabilidades, integración de prioridades nacionales, planificación para el desarrollo, financiamiento para el desarrollo, gestión de la información estadística, seguimiento y evaluación, y alianzas para el desarrollo. Todos estos elementos se ejecutan en paralelo, y cada uno de ellos aporta retroalimentación para complementar a los demás. Esta estrategia fue aprobada por el Conadur, en 2017.

Lo primero que se hizo fue asignar la coordinación política y técnica al Conadur y en el tercer componente “integrar las prioridades nacionales” se adecuó una metodología de Cepal para integrar la Agenda 2030 en la planificación nacional mediante la identificación de eslabones y nodos críticos, para lo cual se siguen cuatro pasos: integración, vinculación, jerarquización e implementación.

Al realizar el proceso de integración de ambas agendas de desarrollo, se redujeron a 99 metas. Sin embargo, no se pueden abordar simultáneamente, por cual fue necesario jerarquizarlas. Al vincular las 99 metas se identificaron los nodos y eslabones críticos como aceleradores. Las relaciones y metas identificadas como críticas se agruparon según la concentración y se definieron las Prioridades Nacionales, añadió la Asesora de Segeplán.

Agregó que en numerosos talleres en los que participaron distintos sectores de la sociedad civil y otros actores, se logró la identificación de diez Prioridades Nacionales de Desarrollo: Reducción de la pobreza y protección social, Acceso a servicios de salud, Acceso al agua y gestión de los recursos naturales, Seguridad alimentaria y nutricional, Impulso de la inversión y el empleo, Valor económico de los recursos naturales, Fortalecimiento institucional, seguridad y justicia, Educación, Reforma fiscal integral y, Ordenamiento Territorial.

Gramajo destacó que la implementación de estas prioridades contribuirá a intensificar los esfuerzos para reducir los índices de pobreza general y extrema, disminuir la desnutrición crónica, la tasa de desempleo, la desigualdad, y mejorar los servicios de salud, educación y la protección del medio ambiente en el país.

El Secretario de la Segeplán, Miguel Angel Moir, quien también tuvo participación, destacó que “la Agenda de Desarrollo constituye un compromiso de Estado y por tanto su cumplimiento atañe a todos los sectores de la sociedad guatemalteca”.

En el evento, de dos días de duración, se promovieron espacios de diálogo sobre los retos y desafíos del Estado de Guatemala en el marco de la Agenda 2030 para cumplir los compromisos nacionales e internacionales que propicien el desarrollo de los pueblos indígenas.

Segeplán busca mejorar asesoría a instituciones gubernamentales que solicitan opinión técnica para Programas y Proyectos de Cooperación Internacional

Guatemala, 24 de julio de 2018. En el marco de la Certificación ISO 9001:2015 para Gestión de la Calidad, la Dirección de Gestión de la Cooperación Internacional –DGCI- de la Subsecretaría de Cooperación Internacional, de Segeplán, realizó un taller con las instituciones gubernamentales proveedoras y clientas del servicio de solicitud de Opinión Técnica para Programas y Proyectos de Cooperación Internacional.  

El taller permitió presentar la norma ISO 9001:2015 y exponer el camino a seguir para la certificación del proceso de opinión técnica por parte de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia –Segeplán-, describiendo sus objetivos, características y beneficios.  

Asimismo, se puso en contexto a los participantes respecto de las mejoras que debían identificar y homologar el conocimiento en la herramienta informática del Sistema del Control de la Emisión de Dictamen/Opinión Técnica –SICED-, que forma parte del proceso de emisión de opinión técnica.  

La metodología utilizada para alcanzar los resultados fue el FODA -Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas-. Con la información proporcionada por las instituciones se espera mejorar el SICED y la asesoría que se les brinda a las instituciones gubernamentales que solicitan opinión técnica de la Segeplán.

Subcategorías

informacion de contacto